Solo seis guardias civiles para 111.000 vecinos durante un fin de semana

La paliza a dos agentes en Camariñas pone de manifiesto la escasez de medios


Carballo / la voz

Cuatro y media de la madrugada del sábado (día 20) al domingo (día 21). Dos guardias civiles del puesto de Muxía recibían, presuntamente, una paliza por parte de una treintena de exaltados cuando trataban de arrestar a un joven durante la celebración de las fiestas Virxe do Monte de Camariñas. Solo dos agentes. Los refuerzos, ni estaban ni se les esperaba porque los compañeros más próximos se encontraban de patrulla por Malpica y Carballo. En total, tres patrullas (6 uniformados) para cubrir 16 concellos de la Costa da Morte, que suman 111.000 vecinos.

Con sus porras, mucha sangre fría y, por qué no decirlo, suerte, lograron salir vivos de la carpa. Eso sí, magullados y con lesiones. La soledad de estos uniformados quedó patente cuando tuvieron que ir desde Camariñas hasta el hospital Virxe da Xunqueira de Cee (unos 40 kilómetros) en el coche patrulla con el detenido y esposado en el asiento de atrás. Y lo más preocupante, los agentes se turnaron para ser atendidos por los médicos para no dejar solo en el coche al arrestado. Así hasta las seis de la mañana del domingo cuando recibieron el relevo.

Este escenario vivido el pasado fin de semana es más habitual de lo que parece: «Llevamos así seis o siete años, lo que sucede es que nunca pasó lo que pasó el pasado fin de semana en Camariñas, y bueno, se fue tapando el tema como se pudo», apuntó un agente adscrito a la quinta compañía, quien añadió: «Que haya tres patrullas un fin de semana es lo habitual. Dos agentes para cubrir cuatro, cinco y hasta seis concellos».

La indignación entre los uniformados por la falta de medios es evidente: «Todos sabían que había fiestas en Camariñas, un ayuntamiento, por otra parte, potencialmente problemático en cuanto a movidas, peleas y reyertas... Pero los jefes de la Comandancia siguen sin entender que con lo que hay, no llega», apuntó otro guardia civil.

Un dato. «En Carballo hay cuatro vacantes sin cubrir y ya se nos dijo por activa y por pasiva que no se cubrirían en, por lo menos, un año». Y ojo, «que empieza la temporada fuerte de fiestas y nada indica que se vayan a cubrir ni vacantes, ni bajas, ni vacaciones, ni permisos especiales». Y es que, según apuntan varios uniformados, el modelo de gestión impide cubrir los puestos vacantes en los puestos aunque sea de forma temporal, «como sucede en otras ramas de la Administración, como sanidad o educación. En la Guardia Civil no se cubren ni siquiera de forma temporal, todo depende de Interior».

Una Costa da Morte vacía

Uno de los efectos visibles de la denominada Costa da Morte vacía es la falta de medios humanos y técnicos para garantizar la seguridad de los ciudadanos. La Guardia civil llevó a tener en sus buenos tiempos casi 200 agentes en la Costa da Morte. Hoy apenas alcanzan los 140 (puestos, que no uniformados operativos). Además de las cuatro plazas sin cubrir en Carballo, hay que sumar las bajas laborales, como las dos contabilizadas en Muxía por la agresión del pasado fin de semana, más los permisos, más vacaciones...

Y todo ello, a las puertas de los meses grandes en festejos. Por cierto, este fin de semana habrá de nuevo fiestas en Camariñas. Se celebrarán hoy y mañana y también habrá verbenas: ¿Se habilitará solo una patrulla o, por el contrario, vendrán apoyos procedentes de la Comandancia?

Todos los uniformados de la quinta compañía estarán operativos este domingo

Paradójicamente «a lo que suele ser habitual» un fin de semana normal, este domingo, con motivo de la celebración de las elecciones generales, todos los uniformados adscritos a la quinta compañía, con base en Carballo, estarán operativos para evitar que se produzcan incidencias durante toda la jornada electoral. «Estaremos trabajando todos, no se ha concedido día libre ni de descanso a nadie y habrá que estar operativos para lo que pueda surgir», apuntó un guardia civil, quien, entendiendo que se trata de una circunstancia «extraordinaria y excepcional», al tratarse de una jornada electoral, lamentó que no se doten de más medios a los puestos de la Costa da Morte, «un fin de semana normal, en el que también hay incidencias».

Sin ir más lejos, mientras que los dos agentes de Muxía eran tratados de sus lesiones en el Virxe da Xunqueira de Cee, hubo heridos por peleas en Trasufre, en un bar de Muxía y en Fisterra, con un balance de, al menos, tres personas heridas.

Antecedentes

A los Gobiernos se les ha dado en reducir agentes de la Guardia Civil. Y la Costa da Morte lo sufre, en base, dicen, a que nunca suele pasar nada grave. Lo cual no quiere decir que el día que sucede, no haya remedio, como estuvo a punto de suceder el sábado en Camariñas, municipio en el que ya le sacudieron gravemente la badana a los guardias en otras ocasiones. Solo seis agentes no pueden custodiar la Costa da Morte en fin de semana.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Solo seis guardias civiles para 111.000 vecinos durante un fin de semana