Carballo / La voz

El estilista Carlos Bardullas, natural de A Ponte do Porto y experto en una técnica de corte de pelo a dos manos, se confiesa «nervioso» y «emocionado» momentos antes de su gran desfile en la Mostra. Tiene la cara llena de purpurina, ya que él mismo está dando los últimos retoques a las modelos que llevarán en unos instantes las creaciones de su colección Son do Mar, inspirada en la Costa da Morte. No son simples peinados o tocados rocambolescos, no, lo que hace Bardullas son verdaderas esculturas que las chicas portan con garbo -y con alguna dificultad por la aparatosidad de las piezas- por la pasarela de Camariñas.

También la japonesa Noriko Hashizume, otra de las grandes diseñadoras que ya ha desfilado, confesaba ayer haberse inspirado en una imagen que se le quedó grabada de Camariñas en su primera visita a la localidad: el sol cayendo sobre el mar desde el faro. Usó ese recuerdo como referencia a la hora de confeccionar sus kimonos de verano, en los que ha combinado lino artesanal japonés y encaje, dos técnicas que, según la nipona, «combinan muy bien, al ser el encaje de bolillos tan fino y de tan alta calidad».

Talento ya consolidado con otro que se va abriendo camino, manos palilleiras sénior y júnior, vanguardia y tradición... Podría decirse que la Mostra está siendo este año escenario de contrastes, de desmitificación, de profesionalización y de dejar atrás esa idea tan extendida que concebía al encaje como algo rancio y de otra época. Con las voces aterciopeladas y de raíz de Irma Macías y Guadi Galego, que ofrecieron sendas actuaciones en la jornada de ayer, convivió la música pop alternativa de la peculiar Billie Eilish, que acompañó los desfiles de algunos de los jóvenes diseñadores.

A la jornada inaugural de la Mostra do Encaixe, el miércoles, acudieron 1.200 personas según las cifras barajadas por la organización; pero la asistencia ayer no se quedó atrás. «Está habendo moitísima xente, o desfile desta mañá estivo abarrotado», confesaba ayer la alcaldesa, Sandra Insua, en relación a la exhibición de Pequeencaixe, de las encajeras sénior y de Carlos Bardullas. Animaba la regidora, asimismo, a tomar la Mostra «como desculpa» para visitar otros rincones de la Costa da Morte -«como Reira, o Castelo ou o Ézaro»- «e tamén para comer, que aquí cómese moi ben!», decía ayer Insua.

Primera toma de contacto de los jóvenes diseñadores con la pasarela de la Mostra do Encaixe

Cerca de una treintena de jóvenes diseñadores llegados de toda España, así como del vecino Portugal, se batirán estos días por alguno de los cuatro premios otorgados en el vigésimo sexto Concurso de Noveis Deseñadores de Moda, de 2.100, 1.200 y dos de 600 euros (uno lo dará el público). Ayer tuvieron su primera aproximación a la pasarela, con colecciones, como suele ser habitual, de lo más rompedoras. Los ganadores se conocerán el domingo.

Emotivo homenaje a Raquel Moreira y Virtudes Rodríguez, fallecidas a finales del año pasado
Emotivo homenaje a Raquel Moreira y Virtudes Rodríguez, fallecidas a finales del año pasado

El emotivo homenaje a Raquel Moreira y Virtudes Rodríguez en la Mostra do Encaixe

Antes de dar paso al último desfile de la jornada, se rindió homenaje a Raquel Moreira, técnica del Museo do Encaixe, y a Virtudes Rodríguez, presidenta de la asociación de palilleiras Rendas, ambas tristemente fallecidas a finales del año pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tocados imposibles y música de raíz vistieron el segundo día de la Mostra