«No aspiro a ser una estrella, solo quiero hacer música»

La cantante de origen ceense Rocío Caamaño, que acaba de sacar su tema propio «Mar», quiere abrirse camino en Galicia


Carballo / La Voz

Tras una temporada apartada de los escenarios y dedicándose a tiempo completo a su familia, la cantante ceense Rocío Caamaño (1983) vuelve a la carga, y con más fuerza que nunca. Por primera vez se ha lanzado a la composición de temas propios, y Mar es su primer sencillo, una canción «de raíz», dice, en la que explora su infancia en la villa de la Xunqueira.

-Ya por el título se intuye por dónde van los tiros con su nuevo tema.

-Pues sí. Estando lejos [vive en Madrid] uno echa de menos su casa, y en Mar hablo de mi infancia, de esas tardes en la Alameda, de mi padre, de la pesca, de esas gentes fuertes de la Costa da Morte... Nunca me había planteado componer y siempre cantaba cosas de otros artistas, pero un día me senté al piano y comenzaron a salir cosas que llevo muy dentro, cosas que no sabía que tenía ahí, la verdad [ríe]. Me siento muy cómoda cantando mi propia música -tengo ya unos cinco temas- y mi intención es seguir componiendo para grabar un álbum, que me gustaría que se titulase Embora.

Tengo un perfil de Instagram y una cuenta de Youtube en la que voy subiendo cositas de vez en cuando, tanto versiones de canciones como música propia.

-¿Y ese cambio de rumbo?

-Llevaba un tiempo un poco apartada de la música por motivos familiares, pero ahora me he propuesto sentarme al piano dos o tres horas al día al volver del colegio [es profesora]. Me lo he tomado como un trabajo.

«Llevo toda mi vida esperando por una oportunidad como esta»

Marta López

Rocío Caamaño, ceense, aspira a entrar a «OT». La artista solo ha de superar un último casting para participar en el conocido «talent show» televisivo

Dieciséis años después de la primera generación de triunfitos, unas 10.000 personas han vuelto a empaquetar sus ilusiones y se han presentado a los castings de una nueva edición del concurso musical más sonado de la televisión, Operación Triunfo. A día de hoy, únicamente ochenta han pasado la criba y una de las afortunadas es Rocío Caamaño (Cee, 1983), toda una veterana de los certámenes musicales desde que se estrenara en 1997 con su imitación de Paloma San Basilio en Menudas Estrellas.

El tres de julio pasó las dos primeras fases en Santiago de Compostela: «Elegí presentarme allí porque intuía que tendría más posibilidades -al ser una ciudad pequeña- que en Madrid, que es donde resido todo el año». Ella, profesora a tiempo completo en el colegio Antamira, de Paracuellos del Jarama, no imaginaba ni de lejos la buena acogida por parte de los jueces: «La primera prueba era al aire libre y completamente a capella. Estaban siendo muy exigentes y no me esperaba resultar elegida. De hecho, de 500 personas solamente escogieron a 17 esa mañana».

Seguir leyendo

-¿Le gustaría que lo fuese?

-La industria está muy difícil, pero yo no quiero ser una estrella, solo quiero hacer música y dedicar una parte de mi vida a ello. Por Madrid voy teniendo algunas actuaciones, como la que hice recientemente en la gala Sonrisas contra el Cáncer, en la que canté el tema Valiente, dedicado a esos niños que luchan contra la enfermedad y en la que me acompañó el coro del colegio en el que trabajo.

View this post on Instagram

Gala Sonrisas sin Cancer

A post shared by Rocío Caamaño Oficial (@rocio_caamano_oficial) on

Pero me gustaría volver a abrirme camino aquí en Galicia. Es como una deuda que tengo pendiente. Estoy convencida de que con perseverancia se puede conseguir lo que uno se propone, y cuando no te lleva una discográfica tienes que ser tú el que se mueva y se busque la vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«No aspiro a ser una estrella, solo quiero hacer música»