La Xunta requiere consenso para la construcción del canal del Xallas

Augas, Medio Ambiente y Deporte conocen la idea, que lleva años atascada


carballo / la voz

Augas de Galicia, Medio Ambiente y la Secretaría Xeral para O Deporte reconocen que en algún momento desde el 2012 tuvieron noticia de que el Concello de Dumbría estaba interesado en construir un canal de aguas bravas en un tramo del río Xallas, en el límite con Mazaricos. A pesar de ello, en ninguno de los tres departamentos consta una solicitud oficial, según fuentes de la Xunta. Lo corroboran desde Dumbría, donde alegan que la presentación de un proyecto de estas características es demasiado caro como para encargarlo sin tener fundadas esperanzas de que salga adelante. Ahí es donde el asunto se ha atascado porque no hay tramitación oficial por un lado ni compromiso por el otro.

La Secretaría Xeral para O Deporte ha emitido un comunicado en el que «amosa o seu compromiso coa construcción da canle, tal e como demostrou en 2013, sempre e cando conte bo visto bo de todas as partes». Y ahí es donde parece que radica el problema porque Medio Ambiente respondió hace años que los planes del club de piragüismo dumbriés entran en colisión con los de los pescadores deportivos, un colectivo muy grande y variado que tiene el Xallas en muy alta estima.

De hecho, Deporte insiste en esta cuestión: «Para que esta actuación saia cara adiante é preciso acadar o consenso entre todas as partes: Concello, pescadores, Medio Ambiente e Augas de Galicia porque unha infraestrutura de país precisa do beneplácito de tódolos autores».

Incluso cuando hay una clara intención política, un asunto de este tipo es, como poco, complicado. En el caso del Parc del Segre, en Lérida, en la gestión del canal olímpico intervinieron tres ministerios (Agricultura, Obras Públicas e Industria), cuatro direcciones generales de la Generalitat (Deportes, Arquitectura y Vivienda, Industria, y Urbanismo), la Diputación Provincial de Lérida y el Ayuntamiento de la Seu d’Urgell, además de empresas patrocinadoras, técnicas y constructoras y el comité olímpico.

Por lo que respecta al canal del Xallas, la intervención no sería tan aparatosa, pero es evidente que Infraestruturas, Medio Ambiente y Presidencia tienen que ver, además de la confederación hidrográfica del Noroeste, los concellos de Dumbría y Mazaricos y la empresa que explota la central, al margen de los cotos de pesca que puedan resultar afectados por la mejora.

El manejo de las aguas del río

Juan Ramón Vidal Romaní

Ferroatlántica se mimetiza con la Ribeira Sacra gracias al Xallas, donde ha construido cuatro embalses: Fervenza, Ponte Olveira, Castrelo y Santa Uxía. Xallas y el Sil-Miño, tienen cubierto prácticamente su curso por embalses hidroeléctricos que aquí, gracias al relieve del Pindo-A Ruña, una trampa para el agua, están casi siempre llenos.

Pero cuando hace falta se vacían, aunque eso produzca la mortandad de miles de peces. Como todos los ríos de Galicia, el Xallas tiene su propio cementerio: ha enterrado parte de la Devesa de Anllares, la más occidental de Galicia, y ha desecado el tramo final del río entre la presa de Santa Uxía y el fondo de la ensenada de O Ézaro donde hasta hace poco se podía ver en invierno una cadena de marmitas turbillonares que acababan en la fervenza que asustó a Guillermo Schulz, el autor del mapa geológico de Galicia en 1832, cuando pretendía cruzar el río camino de Santiago.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta requiere consenso para la construcción del canal del Xallas