El todo por el todo para el Xiria y el Camariñas

BALONMANO | La 26.ª jornada de liga en la Primera Estatal puede calificarse como una de las más importantes de las que restan para la conclusión de la temporada


Carballo / La Voz

La 26.ª jornada de liga en la Primera Estatal de balonmano puede calificarse como una de las más importantes de las que restan para la conclusión de la temporada. Son cinco las que quedan para el cierre de la competición y los dos elencos de la comarca, Calvo Xiria y Balonmán Camariñas, tienen enfrentamientos complicados, contra rivales directos y muy difíciles en sus pistas.

El Calvo Xiria, segundo en la tabla, viaja hoy a Chapela (20.30 horas) para enfrentarse al quinto clasificado. Los pontevedreses han perdido sus dos últimos compromisos ligueros, pero son un rival muy complicado en su pista. Y más para un Calvo Xiria que en las últimas jornadas encaja más goles de lo debido y que le cuesta bastante cerrar los partidos. Los de Fernando Vázquez tienen que ganar hoy sí o sí, si no quieren ver comprometida su segunda plaza, que da derecho a disputar la fase de ascenso a la División de Honor Plata. Sobre todo, si se tiene cuenta que el Lalinense y Unión Financiera continúan al acecho y esperan un mal día de los carballeses para robarles la cartera.

Por su parte, un pletórico Balonmán Camariñas juega hoy en polideportivo San Francisco Javier (20.00 horas) de A Coruña frente al OAR Coruña, un rival directo en la lucha por la permanencia. Los de Moncho Canosa llevan una gran racha de resultados, con tres triunfos en los últimos cinco partidos. Una victoria camariñana en A Coruña sellaría de forma virtual la permanencia en la Primera Estatal. Enfrente, un OAR en horas bajas, con tres derrotas en los tres últimos partidos disputados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El todo por el todo para el Xiria y el Camariñas