El faro Roncudo se abre para la película documental «A media voz», que recupera emociones

Narra el viaje de dos cineastas cubanas a Galicia, en el año 2003. El trabajo ya ha sido presentado en foros especializados, logrando reconocimientos


Carballo / La Voz

Un faro abierto para que se abran emociones. Es una manera de resumir, al límite, la posibilidad que hubo ayer por la mañana de ver por dentro el faro del Cabo Roncudo, en Corme. No es una señal luminosa con la historia, el porte y la épica de primos hermanos como Fisterra, Vilán, las Sisargas o las Lobeira, pero nunca está mal penetrar en las entrañas de un punto clave para la navegación por la Costa da Morte. Y el permiso de la Autoridad Portuaria, con la colaboración esencial del Concello de Ponteceso, eso lo consiguieron los productores de la película documental A media voz, un trabajo para «recuperar emocións» de dos cineastas cubanas que llegaron a Galicia hace ya 16 años, como describe Samuel Lema, jefe de producción del trabajo audiovisual. La producción corre a cargo de Matriuska Producciones, firma pontevedresa que tiene ya una amplia experiencia en el mundo cinematográfico.

En este trabajo, que ya ha sido presentado en varios foros especializados, logrando reconocimientos, pese a que aún no está terminado. En concreto, premiada en el festival de Málaga y avalada en el Foro de Coproducción de Berlín y en el DocLisboa. Además, la película tiene el apoyo del Agadic, de la Xunta, y de Ibermedia. «A película pon en valor o patrimonio ambiental e paisaxístico de Galicia, e tamén a temática dos retornados da emigración», señala Lema quien, a pesar de su apellido, es de A Estrada, aunque sí sabe que el origen está precisamente en la Costa da Morte.

;
El faro de O Roncudo se abre a la vida: ¡vídeo! Allí se rodó este jueves 28 de marzo el documental «A media voz»: narra el viaje de dos cineastas cubanas a Galicia, en el 2003

A media voz cuenta la historia y las historias de patricia Pérez Fernández, que fue la que ayer participó en la grabación, y Heidi Hassan. Ambas abandonaron la capital cubana, recorrieron Europa y llegaron hasta la Costa da Morte, tierra de sus ascendentes. La primera, además, vivió unos años en Cabana, y ahora está en Madrid. La segunda eligió Suiza.

Además de esos planos de emociones sobre el mar visto desde o Roncudo, A media voz incluye grabaciones en el mirador de Monte Branco, A Barra, a Pedra Cuca y diversos paisajes de Corme y Laxe. Lugares que marcaron a las dos cineastas y emigrantes en su viaje hacia una nueva vida. Y todo ello, bajo una estética experimental que se aleja de los cauces habituales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El faro Roncudo se abre para la película documental «A media voz», que recupera emociones