La primavera arranca con las reservas de agua más bajas del último lustro

Los ríos de la comarca tienen escaso caudal debido al invierno con pocas lluvias


Redacción / La Voz

El invierno ha sido menos lluvioso de lo normal en el territorio de Barbanza y la Costa da Morte y la primera consecuencia es que los acuíferos registran unos niveles de agua sensiblemente inferiores a lo que resultaría habitual y aconsejable a estas alturas del año. De hecho, los embalses que ocupan terrenos en la zona tienen el porcentaje más bajo del último lustro.

El Barrié de la Maza, en Negeira, alberga 16 hectómetros cúbicos -el 51 % de su capacidad - cuando hace justamente un año su volumen embalsado era de 22 hectómetros cúbicos. Si bien, el nivel de los pantanos reflejan el uso que se le esté dando al agua, más que la situación climática de un momento concreto. Más llamativa es la situación de los dos principales represas del río Xallas, que registran un tercio menos de agua de la que tenían, sin ir más lejos, la misma semana del 2017. El mayor es el de A Fervenza, que posee una cabida de 103 hectómetros cúbicos, pero que apenas alberga 54. Este baña los concellos de Zas, Mazaricos, Vimianzo y Dumbría. El otro es el de Santa Uxía, entre Dumbría y Mazaricos. Su porcentaje de ocupación es del 66 % -12 hectómetros de 17 posibles- cuando hace 12 meses este porcentaje se elevaba hasta el 94 %. Su media durante la última década es del 84 %.

Situación hídrica

El de Santa Uxía se utiliza el abastecimiento directo de agua a la población, en concreto para cuatro concellos de la comarca de Fisterra (Dumbría, Cee, Corcubión y Fisterra). Su nivel de almacenamiento sí refleja perfectamente la situación hídrica que atraviesan los numerosos manantiales y fuentes, de las que se sirven varias decenas de miles de personas y que, si se cumplen las predicciones de una primavera seca realizadas por la Agencia Estatal de Meteorología, pudieran resentirse durante la época estival.

La baja ocupación de los pantanos es la consecuencia directa del escaso caudal de muchos de los ríos que los abastecen, que también están notando los efectos de un invierno inusualmente seco. En los dos más importantes que atraviesan la zona se registraba ayer un caudal medio que es justo la mitad del que tenían el mismo día del año pasado. El Tambre tenía con un volumen de agua de 6,3 metros cúbicos por segundo, mientras que el Xallas lo hacía con 20,4. El nivel medio del agua, en ambos casos, también bajaba del metro de altura, cuando hace un año era de algo más de metro y medio.

El último invierno ha resultado atípico ya no solo por el volumen de agua caído, sino por el número de jornadas con precipitaciones. En solo 36 de los 90 días que ha durado la estación se han registrado precipitaciones en mayor o menor medida cuando, durante el invierno anterior, las lluvias estuvieron presentes en 68.

Este hecho es tan poco habitual que hay que remontarse hasta el 2007 para encontrar una situación parecida. Aquel invierno, el número de jornadas lluviosas fue de 40, aunque el volumen de agua caída fue superior al actual.

En Mazaricos ya están pensando en completar el abastecimiento a varias localidades con una toma en el río Beba.

El nivel medio del Anllóns es más alto en Carballo que en Ponteceso

El nivel medio del Anllóns es más alto en Carballo que en Ponteceso. Ayer, la arteria fluvial de Carballo se elevaba por la capital de Bergantiños 1,07 metros, mientras que en su llegada al final de su trayecto, en Ponteceso, no superaba el 0,7 metros. Sin embargo, en cuanto al volumen de agua, los datos se presentan a la inversa. Mientras que en Carballo andaba por los 6 metros cúbicos por segundo, en las tierras de Pondal alcanzaba un caudal medio de 8,7 metros por segundo. En cuanto al Castro, que forma la ría de Lires, los datos eran más modestos. El agua alcanza los 0,58 metros, mientas que el caudal medio se quedaba en un 2,9.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La primavera arranca con las reservas de agua más bajas del último lustro