La emigración en la Costa da Morte aún es muy alta, pero se ha parado en seco

Ya hay más de 38.000 vecinos que viven en el extranjero, pero el aumento en un año apenas ha superado las 200 personas


carballo / la voz

La emigración de vecinos de la Costa da Morte en el extranjero sigue siendo muy elevada, y además acaba de alcanzar la cifra más alta de los últimos diez años, desde que existe el Padrón Español de Residentes en el extranjero (PERE). El de este año se publicó esta semana, y arroja un saldo de 38.090 personas oriundas de Bergantiños, Soneira y Fisterra, además de Cerceda, que residen en el extranjero. Una cifra impresionante, más aún si se tiene en cuenta que los empadronados en los 16 municipios de la zona son 110.868. Este censo no ha parado de bajar; el otro, no ha parador de crecer.

Y, sin embargo, ¿puede extraerse alguna cifra positiva de todos estos datos? Sí: por primera vez en este decenio de análisis de datos el aumento es apenas significativo, con poco más de 200 altas nuevas. Nada que ver con años anteriores. Pero ya el pasado se aventuraba un cambio de ciclo, cuando el incremento fue de poco más de 3000 residentes en el exterior de aumento. Empezaban a quedar lejos las cifras de un millar de personas de media de incremento año tras año.

Hay un parón claro en la emigración, ahora que está concluido ese ciclo reciente de éxodos a Suiza o Inglaterra, sobre todo, que es el que ha movido más los números en los últimos tiempos, además de las naturalizaciones americanas que incrementan de un modo más o menos artificial la cuenta de emigrantes. Por eso Vimianzo tiene oficialmente casi 5.000 vecinos en el extranjero, o Carballo más de 6.000.

Carballo tiene ahora mil residentes más en el exterior que Ferrol

Los 6.092 emigrantes de Carballo en el extranjero son la mitad de los que tiene Santiago, o mil más de los de Ferrol, municipios que superan en población la capital de Bergantiños, así que el porcentaje es aún más llamativo. Lo más destacable de estos números es que son reales. En la ciudades aparecen vinculadas muchas personas que non son originarias de esas localidades, pero con municipios con fuerte carga migratoria no hay duda. Ocurre, por ejemplo, con Santa Comba, con 4.686 personas en el exterior, o A Estrada, con 5.980, que habitualmente se situaba por encima de la capital de Bergantiños, y ya hace dos años que no. La población de Vimianzo fuera es incluso más llamativa. En total, la comarca aporta más del 21 % de emigrantes de toda la provincia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La emigración en la Costa da Morte aún es muy alta, pero se ha parado en seco