Granada: «Los años pasan y se notan, pero se suplen con la experiencia»

El centrocampista del Bergantiños, el segundo más veterano del grupo gallego de Tercera División, cuenta los días para tener 39 años. Habla sobre él, su equipo y  la gran final del próximo domingo ante el Racing de Ferrol, a la que asistirán hasta las hormigoneras Horbesa


Carballo / La Voz

El mediocentro vasco Jonathan Martín Golpe, Granada, lleva tres temporadas en el Bergantiños. El próximo mes cumplirá 39 años, que lo consagran como el jugador más veterano del grupo gallego de Tercera División, por detrás de Pablo Vivero, del Racing Vilalbés, de la generación del 1979. No obstante, se encuentra como uno de veinte y habló ayer tanto sobre él como de su equipo, que desde la última jornada vuelve a ser segundo, a un punto del líder, el Racing Ferrol, al que recibirá el próximo domingo en As Eiroas a las 17.00 horas con el apoyo de las hormigoneras del ascenso, de la empresa carballesa Horbesa.

-Es uno de los abuelos de Tercera División. ¿Cómo lo lleva?

-Con mucha ilusión y muchas ganas de seguir disfrutando de lo que me gusta hacer, que es el fútbol, y con el objetivo que tenemos en el Bergantiños, que es quedar lo más arriba posible e intentar el ascenso a Segunda B. Lo único que me aporta la edad es más experiencia. El físico, gracias a Dios, siempre me acompañó. Siempre estuve a un buen nivel gracias a que me cuido, entreno bien y a que nunca tuve lesiones graves. Sobre esto último, sí es verdad que, en las últimas temporadas sufrí algunas que van siendo un lastre. Los años pasan y se notan, pero hay cosas que se suplen con la experiencia y se intentan llevar lo mejor posible.

-Seguro que tiene muchas anécdotas.

-Tampoco te creas, aunque sí es verdad que, en un cruce de la Copa Federación con el Lealtad, me encontré con que el actual presidente fue en su día compañero mío en el campo de ese mismo club, compartiendo, además, posición, pues éramos los dos mediocentro.

-Esta temporada está siendo suplente en la mayoría de los partidos. ¿Se debe a su edad?

-Al final somos una plantilla muy competitiva, no muy larga, en la que tiene que haber ciertas rotaciones para no cargar a los jugadores. Después, es verdad que en mi caso, por ejemplo, he tenido una operación del menisco hace unos años y quieras o no, tenemos una edad y hay que cuidarse. No estamos para jugar todos los domingos y el míster lo ve así y también decide qué jugadores sacar en el once inicial en función del equipo rival. Por otra parte, la competencia es alta. Tengo compañeros que son muy válidos y muy buenos jugadores. Cada vez te lo ponen más difícil y también uno va a menos, lógicamente.

-Los años no se le notan, al menos en el campo. ¡Es un terremoto! ¿Siempre fue así?

-Soy un jugador que, físicamente, siempre tuve mucha capacidad e intensidad en los partidos. Me gusta presionar el balón en todo momento, defender y soy muy correoso y jugoso. Si bien es cierto que, en algunos momentos de un partido, es más conveniente lo contrario, tener un poco más de calma. De ahí, que el míster me indique en ocasiones que esté más tranquilo en mi posición.

-¿Pensó algún día en jugar al fútbol profesional tanto tiempo?

-Desde muy pequeño tengo que decir que siempre me gustó el fútbol. A todas horas, en los ratos libres que tenía y los que no me los buscaba, jugaba al balón. Y siempre compaginé el fútbol con el fútbol sala hasta juveniles, que me tuve que decidir por una de las dos cosas y opté por el fútbol. Fui disfrutando año a año y hasta aquí hemos llegado, de momento.

-¿Tiene en mente el retiro o aún hay Granada para rato?

-De momento, sigo disfrutando del fútbol y, ahora mismo, el único objetivo que tengo a corto plazo es hacerlo lo mejor posible esta temporada para intentar quedar campeones y ascender. Después de eso, ya veremos lo que viene.

-¿Cómo ve a su equipo? Hicieron una primera vuelta muy buena, pero ahora les cuesta sacar algo positivo en cada partido. ¿A qué se debe?

-Esta temporada se formó un buen equipo, si bien es cierto que las exigencias, cada vez, son mayores, tanto desde fuera como desde dentro. Hace dos temporadas se logró quedar cuartos, en la anterior segundos y, en esta, toca intentar ser campeones. Hay rachas, dinámicas, que todos los equipos pasan por ellas, y a nosotros nos está tocando ahora. Pero creo que somos un bloque lo suficientemente maduro para tener esa tranquilidad y esa paciencia de saber que estamos compitiendo contra grandes clubes. Y lo importante es estar en la pelea, ¿no?

-Restan diez jornadas para el fin de la liga y este domingo tienen el partido más importante ante el Racing Ferrol. ¿Cómo lo afrontan? En la primera vuelta, el resultado fue negativo: 2 a 0.

-Este tipo de partidos ya los afrontamos, de por sí, con muchas ganas e interés porque son choques atractivos que motivan mucho al jugador. Tenemos claro que son tres puntos muy importantes, si bien es cierto que no van a decidir nada porque aún quedan muchas jornadas por delante. Pero sí que pueden marcar, a nivel emocional, un plus para el equipo para afrontar la recta final.

-¿Cuando llegue el momento de decir ‘hasta aquí he llegado’, se apartará de los terrenos de juego o seguirá vinculado de algún modo?

-Ahora mismo estoy con el nivel dos de entrenador y la idea o la ilusión es seguir vinculado de alguna manera al deporte, al fútbol en este caso. Ya veremos qué somos capaces de conseguir en otro sector.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Granada: «Los años pasan y se notan, pero se suplen con la experiencia»