La proeza del Voleibol Dumbría

INCLUYE ÁLBUM | El equipo novato en Superliga 2 Masculina se ha clasificado para la fase de ascenso a la máxima categoría a base de canteranos


Carballo / La Voz

Este sábado quedará grabado para la historia del deporte en la Costa da Morte. El Voleibol Dumbría, único equipo sénior de esta modalidad en la zona en categoría nacional (Superliga 2 Masculina), se clasificó para la fase de ascenso a Superliga, el máximo nivel de competición liguera en España. Lo hizo al vencer en su feudo de forma contundente al Club Vigo Voleibol (3-0) y, así, aumentar a nueve puntos la ventaja respecto al tercer clasificado, el Rotogal Boiro, que perdió contra el líder, el Emevé Lugo, a falta de dos jornadas para el fin del torneo. Pero la proeza de este conjunto está en el hecho de que es el novato de la categoría y, además, con el 90% de la plantilla de la cantera, de lo que viene siendo un club de una localidad de 3.040 habitantes, 473 en el núcleo municipal.

La entidad se fundó en septiembre del 2007 entre las paredes del colegio Manuela Rial Mouzo de Cee, municipio limítrofe. Allí se llevaba practicando voleibol desde muchos años antes. Pero un día, uno de los escolares fue convocado con la Selección española. Estaba a punto de empezar su etapa como cadete, lo que lo obligaba a federarse para seguir compitiendo a ese elevado nivel. El club más cercano era en A Coruña. Le quedaba bastante lejos. Fue cuando su padre, por aquel tiempo entrenador del Dumbría Club de Fútbol, dependiente del Concello, habló con el alcalde, José Manuel Pequeño. A raíz de esa conversación, nació el Voleibol Dumbría. Al profesor de Educación Física en el colegio ceense, Luís Alberto Fernández Redonda (Corcubión, 1975), que practicó este deporte en el mismo centro cuando era niño y que luego hizo la maestría en voleibol y se sacó el título de entrenador nacional, le ofrecieron dirigir técnicamente la nueva entidad, y no se lo pensó dos veces.

Comenzaron con dos equipos cadetes, uno masculino y otro femenino. Ahora tienen nueve, desde benjamín hasta sénior, excepto en cadete. Y ya en anteriores fechas contaron con más conjuntos. Pero lo cierto es que el mayor de todos refleja a muy grandes rasgos los valores de este club. Está compuesto por jugadores nacidos en los años 1998-1999 que, desde muy pequeños, dieron la talla en distintos campeonatos de España. Siendo juveniles, muchos de ellos fueron fundamentales para ascender el equipo sénior a Primera Nacional y, también, luego, a Superliga 2. En la tercera temporada en esta categoría, acaban de volver a hacer historia al meterse en la fase de ascenso a la máxima liga de voleibol nacional. Y solo con tres fichajes de categorías superiores durante todo este tiempo: el opuesto venezolano, Néstor Alberto González, y los receptores sevillanos, Dani Muñoz y Sergio Bruque. Para quitarse el sombrero.

Reacciones

«O que máis me enche de orgullo é que o equipo está formado por xente da casa formada por nós e que os logros que estamos obtendo son consecuentes do traballo feito con anterioridade e da progresión dos propios xogadores», expresó ayer el laureado míster, Luís Alberto Fernández, sobre el último logro. «Non temos a presión nin o equipo está feito para ascender, pois en ningún momento era o noso obxectivo. Pero tampouco imos rendernos nin dar todo por perdido. Gozaremos da experiencia e loitaremos todo o que poidamos», comentó sobre la fase de ascenso que se disputará los días 26, 27 y 28 del próximo mes en una sede todavía por designar y que el Dumbría no descarta organizar. «Todas as decisións dependen do Concello, o noso principal patrocinador», sentenció.

En el Grupo B todavía no está claro qué dos equipos se clasificarán para jugarla, si bien el líder Voleibol Almoradí, de Alicante, es uno de los claros candidatos. Se enfrentarán todos contra todos y serán los dos que mejor clasificación obtengan los que subirán a la categoría de oro.

A tener en cuenta

El conjunto dumbriés ganó 14 partidos por tres puntos y uno, de dos. Perdió un choque con un punto y, dos, con cero. En el último encuentro disputado contra un rival de la zona media, el Club Vigo Voleibol, se llevó los dos primeros sets de forma muy ajustada (25-21 y 30-28) tras remontar un marcador inicial en contra en ambos (2-8 y 2-9, respectivamente). Los locales salieron a la pista incómodos, cometiendo numerosos errores en ataque. Después, apretaron en el saque para intentar que los visitantes no recibieran bien y se centraron en defender. En el segundo set el juego se igualó y, en el último, ya más relajados, fueron capaces de realizar su voleibol y de llevárselo de forma más cómoda (25-14). Los últimos rivales serán el Calasancias Coruña y el Badajoz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La proeza del Voleibol Dumbría