El Bergantiños necesita su cara más sólida ante el Ribadumia

FÚTBOL | Los últimos tropiezos mantienen apretados los puestos altos de la tabla


cee / la voz

El tropiezo del pasado fin de semana ante el Arousa, más por resultado que por fútbol, ya que el Bergantiños no hizo un mal en partido, sobre todo en el primer tiempo pese a los goles encajados, obliga a los Miguel Figueira a volver a mostrar su cara más sólida en la visita al Ribadumia.

Se trata de un rival inferior sobre el papel a los carballeses, pero que llega al partido muy necesitado de puntos, ya que en estos momentos se encuentra en puestos de descenso, peleando con el Céltiga, el Paiosaco, el Arenteiro y el Vilalbés, a los que tiene a solo un punto, para abandonar esos puestos de peligro.

De ahí que, sobre todo en casa, tenga opciones para darle un susto al líder de Tercera División, que ha logrado mantenerse en cabeza en las últimas jornadas, en parte también a los tropiezos de los de arriba, ya que la racha no es especialmente buena, porque a la citada derrota por 2-4 frente al Arousa en el último partido en As Eiroas, se suman los empates frente al Vilalbés y el Compostela, con lo que son ya tres jornadas sin conocer la victoria. No debería, por tanto, escapárseles el triunfo porque la temporada entra en su fase decisiva, con los últimos 10 partidos de la liga regular por delante, entre los que quedan rivales tan potentes como el UD Ourense, el Barco o el propio Rácing de Ferrol, que visitará este próximo fin de semana As Eiroas, en el que se presume como el partido cumbre de la segunda vuelta del campeonato.

Paiosaco y Laracha

Entre los otros dos representantes de la zona en este grupo primero de la Tercera División, le toca al Paiosaco entrar antes en escena esta misma tarde (18.00 horas) con la visita al campo del Porriño. La obligación de ganar es aún más imperativa que la de los carballeses, ya que se trata del farolillo rojo de la categoría, que únicamente lleva 12 puntos sumados, está prácticamente descendido y el Paiosaco necesita esos tres puntos para despegarse de los puestos de peligro, ya que los últimos resultados han situado al equipo al borde del abismo, porque está empatado a 30 con el Céltiga, que ocupa actualmente la última de las cuatro plazas de descenso.

No van mucho más holgados sus vecinos del Laracha que con 32 puntos, aunque ocupan la posición décimo tercera de la tabla, pueden caer varios puestos con cualquier nuevo tropiezo, lo que da una idea de los apretada que está la zona de la baja de la tabla, incluso más que los puestos de cabeza. Por si fuese poco a los laracheses les toca medirse con el Ourense C. F., que es en estos momentos su rival más directo con solo dos puntos más, con lo que una victoria les serviría para superar a los ourensanos y escalar hacia los puestos medios de la tabla. Eso sí, para conseguirlo el equipo tiene que dejar de realizar regalos atrás como los que le hizo este pasado fin de semana al Somozas, con el que perdió por 2-1, con lo que son ya cuatro partidos seguidos sin conocer la victoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Bergantiños necesita su cara más sólida ante el Ribadumia