La Diputación pagará los dólmenes que adquirirán los concellos

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

El consello director del parque megalítico de la Costa da Morte se reunió en Dombate para fijar los criterios de actuación

14 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El parque de megalitismo de la Costa da Morte, un proyecto ideado hace ya más de 20 años y que da pasos muy lentos, logró ayer un avance importante gracias a la decisión del consello de dirección, que preside el alcalde de Dumbría, José Manuel Pequeño. Los representantes de los municipios implicados, además de los técnicos de la Diputación, se reunieron en el salón de actos del centro arqueológico de Dombate para fijar las líneas de actuación. La más importante es la compra de los megalitos, para su uso público. Y lo harán los respectivos concellos, que deberán elaborar antes un informe técnico de cada uno, además de todas las gestiones necesarias. Pagarán la compra en cada caso, pero ese dinero será aportado por la Diputación en virtud de un convenio que implica una ayuda del 100 % del capital invertido. La propiedad será municipal, y los respectivos gobiernos se encargarán del mantenimiento.

El organismo provincial no suele conceder la totalidad de los fondos en los planes de actuación, pero en este caso se atiende a la singularidad y excepcionalidad del proyecto, y que además se trata de una iniciativa de incidencia supramunicipal. Las cuestiones técnicas, que no son pocas, fueron aclaradas por un interventor, entre otros expertos presentes.

La compra afecta a los 14 dólmenes incluidos en el plan de megalitismo aprobado por la Xunta (en algunos casos, como Dombate, obviamente no es necesaria porque ya está), y también a dos menhires, uno situado en A Laracha y otro en Ponteceso.