El patinaje artístico está en auge

En los últimos años ha aumentado tanto el número de clubes como el de jóvenes que practican este deporte


Carballo / La Voz

Este fin de semana se celebró en Cabana la primera fase de niveles Coruña Norte de patinaje artístico del año. Y entre los 21 clubes participantes, figuraban seis representantes de la Costa da Morte, algo impensable hasta hace unos años. Se trata del Conxuro, de A Laracha; del Patiart, de Coristanco; del Costa da Morte, de Corcubión; del Velúa, de Malpica; del Nordés, de Laxe, y del Lubiáns, de Carballo. Nunca antes llegó a haber tal cantidad de entidades centradas en este deporte. Pero es que, además, entre las que fueron pioneras, es ahora cuando mayor número de alumnas tienen. Y chicos, porque cada vez son más los que se animan a subirse a las cuatro ruedas. Todo esto lleva a afirmar que el patinaje artístico está en auge, al menos en la Costa da Morte. Así lo demuestran las cifras y las monitoras de estos clubes, las responsables de que se diera este crecimiento exponencial.

La última escuela en crearse fue la Lubiáns. Hasta este año no había sección de patinaje artístico, sino solo de hockey sobre patines. Pero cuenta Manuel Ruibal, coordinador del club, que llegó un momento en el que había «un volume bastante grande» de niñas que lo practicaban en las clases de iniciación, lo que los llevó a dar un paso adelante. Y vaya, son ya casi medio centenar de alumnas: 46, para ser exactos. La larachesa Ana Martínez, fundadora del club pionero en este deporte en la zona, el Conxuro, hace once años, es, también, la profesora y encargada de esta sección en el Lubiáns.

Pero ya antes de fomentar este deporte en Carballo, se fundó en Laxe en el 2017 el club Nordés. «Creeino porque vin que había moita demanda na zona», dice Antía Romero, vecina de la localidad. Allí van más «pouco a pouco», con dos alumnas en la actualidad y una tercera que va a empezar este mes. Fueron en algún momento cinco. Lo cierto es que, pese a ello, se arman de valor y se mueven, organizando el pasado fin de semana su primera fase de niveles con 250 participantes de la provincia.

En Malpica, el Vélúa existe desde el año 2013. Este caso es más llamativo ya que su artífice, Ariadna Vázquez, no es ni de la villa marinera ni, siquiera, de la comarca, sino de Arteixo. «Quería montar un club, pero pola miña zona e en A Coruña estaba a tope deles. Entón, fun vindo cara atrás ata que cheguei á Costa da Morte e vin que non había nada, salvo en A Laracha, Carballo e Coristanco», explica. Tiene 25 niñas en estos momentos, siendo que al principio eran 12, y muchas más en las escuelas municipales. Porque esa es otra. «Os concellos empezaron a abrir portas», comenta Ana, del Conxuro. Ella llegó a tener un centenar en las de A Laracha. También las hay en Ponteceso, por ejemplo.

Los niños también patinan

En el 2012 se creó el club Costa da Morte en Corcubión, aunque no fue hasta dos años más tarde cuando empezó a funcionar con regularidad: «Tiven unha criatura, de aí o parón. Pero no verán do 2014 fixen un campus, e a maioría xa quedaron no club», recuerda su fundadora, Jessica Bergantiños, de A Coruña, aunque vecina de Cee por su pareja. Son 25 las alumnas que acuden a sus clases cada semana, pero también, entre ellas, tres niños, algo que es menos habitual debido a que las madres y los padres los mandan, con más frecuencia, a fútbol o baloncesto, entre otras modalidades. Este caso también se dio en el club corcubionés, cuenta Jessica, pero fue finalmente la pasión de los niños por el patinaje la que primó en la decisión de los progenitores: «Ata que conseguiron patinar non pararon». Y ya llevan entre uno y tres años bailando sobre ruedas.

Al nivel de otros países

También en el Patiart, de Coristanco, el segundo club más longevo de la zona (nació en el 2012), hay dos niños, entre las casi 50 jóvenes que lo integran. «Cando empezamos miña irmá mais eu, non chegabamos nin a vinte nin había nenos, pero viñeron coas primas e xa non quixeron marchar», recuerda Elisabeth Zurro, Lis, ahora encargada en solitario de la entidad. Y no solo han crecido en cantidad sino en calidad. Hace unas semanas, un grupo pequeño promocional de esta entidad finalizó segundo en la categoría Show Pequeño B del 22.º Trofeo Internacional Latina Grupo Show del club Aluche de Madrid. Todo un éxito ya que se impusieron a otros de Francia, Estonia y Italia, además de andaluces, catalanes, madrileños o gallegos. Y es que, además, los otros dos cuartetos con los que concursaron se hicieron con un cuarto y quinto puesto.

Por último, está el Conxuro de A Laracha, toda una referencia ya en la comarca de Bergantiños. «Mira que lles berro pero, aínda así, non se despegan de min», dice Ana, la alma máter en alusión a las jóvenes de 20 años que llevan desde los cuatro con ella. Esta deportista ha conseguido, incluso, subir a las madres a las cuatro ruedas, aunque «de forma esporádica», cuenta. Y es que como dice ella, están abiertos «a todo». Su felicidad es inmensa al ver el avance a pasos agigantados del patinaje artístico: «Antes, escoitar falar de patinaxe artístico aquí era impensable. Estase expandindo mogollón e paréceme estupendo. Cantas máis sexamos, mellor».

Todas las monitoras, menos ella y Jessica, del Costa da Morte, son veinteañeras, algo que las protagonistas explican de la siguiente forma: «A carga deportiva dunha patinadora acaba ós 25 anos. Entón, como non te queres separar deste mundo, pásaste ao outro bando. Todas nos coñecemos porque antes de ser profesoras, fomos compañeiras, e, ademais, no mesmo sitio, en A Laracha».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El patinaje artístico está en auge