El partido judicial de Corcubión cede un diputado y Muxía, dos concejales

Cerceda mantiene los 13 ediles por 24 vecinos. Habrá más caídas dentro de 4 años


carballo / la voz

El partido judicial de Corcubión tendrá un solo diputado provincial a partir del mes de julio, que es cuando se eligen, y no dos, como hasta ahora, debido a la pérdida de población. Más allá del hecho simbólico y de representatividad para toda una comarca, también supone una menor capacidad de influencia en el organismo provincial, ya sea en el gobierno (como hasta ahora, en estos cuatro años) o en la oposición. Tradicionalmente, el primer diputado lo ha venido logrando el PSOE, y el segundo el PP, salvo en el último mandato, en manos del BNG.

El próximo mandato también traerá consigo dos concejales menos en Muxía, que pasa de 13 a 11. Sigue la senda de muchos otros municipios de la zona, que bajaron de la barrera de los 5.000 habitantes, como Fisterra, Cabana y Zas, y otros en las zonas limítrofes, como Carnota y Mazaricos. Los datos, ya conocidos, son oficiales desde ayer, tras su publicación en el Boletín Oficial da Provincia, en el que constan las cifras de oficiales que se tienen en cuenta y el número de ediles correspondientes. En el partido judicial de Corcubión, que integran todos los municipios de Soneira y Fisterra, además de Carnota, solo Camariñas, Cee y Vimianzo mantienen los trece concejales. De estos, solo Camariñas está en riesgo para el 2023, ya que tiene 5.322 empadronados. Cerceda tiene todas las papeletas para caer, ya que se ha salvado por solo 24 habitantes: tiene 5.023 empadronados. En Bergantiños, Malpica cierra con 5.447 y Ponteceso, con 5.565.

La ley orgánica de régimen electoral de 1985 fija el número de diputados por provincias (a A Coruña le corresponden 31, por tener entre un millón y  3,5 millones de residentes) y los cálculos que hay que hacer para su distribución por partidos judiciales, en función del número de habitantes.

Pequeño y Muíño piden incentivos para mantener la población

Más que un análisis de efectos políticos, los dos diputados del partido judicial de Corcubión realizan una reflexión social y económica: hacen falta incentivos para mantener y aumentar población.

José Manuel Pequeño, alcalde socialista de Dumbría y diputado durante 16 años no consecutivos, cree que esta es «unha de tantas perdas desta comarca, da súa parálise, e ninguén tira dela. Non se planifica país». Cree que hay muchas trabas y muchos sectores van a menos: agricultura, ganadería... Y los servicios: «Menos escolas, servizos sanitarios...». Lo único que funciona es la Administración local, dice.

Manuel Muíño, regidor de Zas y diputado por el BNG, ya vio como su municipio bajaba de los 5.000 vecinos y, por tanto, con dos ediles menos y, lo que es peor, unos 600.000 euros menos de ingresos. Asegura que el demográfico es un problema general, pero que no se hace nada por ponerle coto, «e as consecuencias son desastrosas. Fan falta incentivos», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El partido judicial de Corcubión cede un diputado y Muxía, dos concejales