El Queixas tira de rodillo y suma ya 19 jornadas consecutivas sin perder

Melissa Rodríguez
melissa rodríguez CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

BASILIO BELLO

Los pilares del fútbol da costa | Segunda autonómica | El equipo está en puestos de promoción a Primera Autonómica

01 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Después de la debacle institucional del Centro Cultural y Deportivo Cerceda, justo cumplía las bodas de oro, al Queixas le tocó asumir la formación de las categorías inferiores de fútbol del Concello. Y lo cierto es que eso le ha venido de perlas al club presidido por José Manuel Cerqueiro desde hace siete años para ilusionarse con un nuevo proyecto. Trabajar con los más jóvenes también le ha servido para reforzar el primer equipo, que está en puestos de promoción a Primera Autonómica tras 19 jornadas consecutivas sin perder.

Lleva la misma racha que el líder del grupo coruñés de Segunda, el Club do Mar de Caión. Incluso casi coinciden en la cifra de goles marcados: los cercedenses han totalizado 59, uno menos que los de A Laracha. La diferencia está en los tantos encajados. Acumulan 33, que no está nada mal, siendo el cuarto equipo menos goleado junto con su rival vecino, el San Martiño, que también está cuajando una temporada de ensueño. No obstante, explica Julio Pablo Fernández desde el banquillo del Queixas, que en el arranque de liga perdieron los dos puntos en los últimos minutos de varios encuentros. Ahora han mejorado en ese aspecto, pero las cifras siguen estando ahí: casi mismas victorias (12), que empates (11). Eso sí: solo una derrota, el 30 de septiembre.

El Queixas ocupa el tercer puesto, a cuatro puntos del Abellá, que ascendería de forma directa. De modo que la Primera Autonómica está más cerca que lejos. Y en este sentido, el presidente no va a poner objeción alguna, sino todo lo contrario: «Desde que ocupo este cargo, isto é, dende hai sete anos, nunca baixamos a Terceira. Todo o contrario, aguantamos dúas tempadas en Primeira, ata que o ano pasado descendemos. Volver á máxima categoría á que aspiramos daríalle máis emoción ós rapaces que veñen atrás».