La continuidad, o no, de Liñares en la alcaldía solo se decidirá en los juzgados

El futuro político del regidor dependerá, según él, de la Audiencia Provincial y de la junta electoral


Carballo / La Voz

El fallido pleno de este miércoles en Cerceda para dejar constancia de que José García Liñares dejaba de ser el alcalde tras ser condenado por fraude y prevaricación ha dejado sus secuelas y sus resacas. Y todo apunta a que su continuidad en el cargo se dilucidará en los juzgados. Eso es lo que se desprende tanto de lo apuntado en la propia sesión como lo señalado ayer por los portavoces del PP y del BNG, Paco Santos y Rocío da Igrexa, respectivamente.

García Liñares dejó meridianamente claro que solo lo apartaría del bastón de mando «un ditame dun xuíz, non a corporación e moito menos a oposición». Al estar las elecciones municipales a la vuelta de la esquina el margen de maniobra que tiene es muy estrecho. Tiene claro que su futuro político está en manos, bien de la Audiencia Provincial, bien de la junta electoral.

Con respecto al órgano judicial, el tribunal debería pronunciarse a favor del recurso de apelación contra la sentencia que lo condena a 16 años de inhabilitación «antes do 15-20 de abril». En caso de que los jueces no se pronuncien (ni en un sentido no en otro), tal y como avanzó su letrado, Ulises Bértolo, quedaría la opción de presentar un recurso de amparo ante la Audiencia Provincial y ante la junta electoral, bajo el argumento de que no hay una sentencia firme y, por tanto, tiene los mismos derechos que los demás ciudadanos a presentarse.

Posible denuncia al secretario

Pero entremedias, Liñares podría incluso recurrir ante el Contencioso la resolución del fallido pleno del miércoles y tampoco descarta emprender acciones legales contra el secretario municipal, Raúl Martínez Martínez, por presunto delito de perjurio. Con un sencillo «xa o veremos», dejó la puerta abierta. Y todo porque, según él, el delito de prevaricación que se le atribuye fue debido a que en el juicio, el funcionario no habría dicho la verdad de lo que pasó con el procedimiento de contratación de la obra de las lagunas naturalizadas:«No informe consta o proxecto técnico, a conformación da existencia de crédito, o informe de fiscalización de intervención municipal e o informe da secretaría xeral non negativo. Pero no xuízo dixo que o informe fóra negativo, por tanto minte gravemente».

PP y BNG dicen que el mandatario ya es pasado y hablan de Cristina Capelán como la nueva regidora

Mientras, en la oposición se mantienen a la expectativa. Tanto PP como BNG prefieren ver los toros desde la barrera, pero también están al acecho para que este caso no se prolongue demasiado en el tiempo. Para empezar, Francisco Santos, líder del PP, y Rocío da Igrexa, portavoz del BNG, ya no reconocen a Liñares como regidor, «porque así o ditaminou o secretario municipal, que é o que ten o poder por manter a legalidade no Concello», argumentó Francisco Santos. Para ambos la alcaldesa es Cristina Capelán, toda vez que la edila de Servizos Sociais y primera teniente de alcalde, María Viqueira, se encuentra de baja. «Cristina Capelán ten dez días hábiles para convocar o pleno é dicir quen é o alcalde ata as eleccións do mes de maio. Segundo as nosas contas, ten que convocalo o día 14 de marzo, se non é así, veremos o que facemos», dijo Rocío da Igrexa, Por su parte, Francisco Santos no descarta recurrir de nuevo a la Fiscalía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La continuidad, o no, de Liñares en la alcaldía solo se decidirá en los juzgados