El refuerzo docente solo ha llegado al 51 % de los centros

Los programas que financia la Consellería de Educación exigen compromiso por parte de docentes, alumnos y padres


carballo / la voz

Solo la mitad de los centros educativos de la Costa da Morte desarrollan contratos-programa financiados por Educación y que tiene como finalidad identificar y resolver las dificultades de aprendizaje, fomentar un buen ambiente en las aulas y la igualdad entre los sexos, atender a los colectivos vulnerables y mejorar la gestión de los colegios e institutos, entre otros. Veintiséis centros se han sumado, algunos de ellos con proyectos muy variados.

Los más demandados son los relativos a la mejora de las competencias, que pueden ser en matemáticas, lingüística o en tecnología. En estos casos, el refuerzo procede de docentes del propio centro. Para ello es necesario la predisposición de los profesores. La directora del Milladoiro de Malpica, Olga Rodríguez, señaló que con estos contratos lo que se hace es «reforzar o compromiso que se adquire no claustro». En el caso malpicán han mezclado lo tecnológico y lo lingüístico, con el canal de Booktubers, y en los primeros cinco minutos de la clase de matemáticas se dedican a cálculo mental, acciones que «consolidan a aprendizaxe».

«O clube de ciencias interesa moito»

El colegio Xosé Pichel de Coristanco lleva ya dos cursos aplicando programas para lograr la excelencia educativa. «Enfocámonos no clube de ciencias, que interesa moito. Traballamos a educación STEM, que é o acrónimo en inglés de ciencia, tecnoloxía, enxeñeria e matemáticas», explica el director Carlos Fernández.

Para desarrollar el programa fue necesaria la implicación de un docente, porque «a actividade é fóra do horario lectivo», dice Carlos Fernández. Han primado la presencia de niñas, «porque din que hai poucas mulleres na ciencia», pero la selección es por curso, para tercero y cuarto de la ESO, y también por disponibilidad, porque hay alumnos que no pueden quedarse por las tardes. El otro programa es el de convivencia e igualdad con el que se estrenan, aunque tienen experiencia con los alumnos mediadores.

«Los resultados mejoran en un 80 %»

Una treintena de alumnos del Xesús San Luís Romero participan en el PROA, un programa de refuerzo general. Se ocupan de ellos un docente del centro y uno externo, contratado por la consellería para la ocasión. «Los resultados mejoran un 80 %», explica la directora, Marisa López. Ese es el listón que se puso el centro entre una y otra evaluación y que se ha ido cumpliendo de curso en curso.

Sin embargo, para Marisa López hay algo que es incluso más importante. «Lo que más me sorprendió es que los niños quieren venir, no les importa estar hasta las seis y media de la tarde con una actividad lectiva, vienen contentos. Solo por eso ya vale la pena», explica.

En esas clases, los alumnos reciben conocimientos de las materias instrumentales como matemáticas y lengua y de técnicas de estudio, entre otros asuntos.

El PROA es imprescindible para algunos e innecesario para otros

El PROA es un programa de refuerzo integral. «Son clases particulares pagadas pola Xunta», dice Olga Rodríguez, directora del Milladoiro, en tanto que para Marisa López, del Xesús San Luis Romero de Carballo, es un instrumento imprescindible para mejorar los resultados académicos de sus alumnos.

Sigue siendo bastante demandado, pero no es el que más quieren en los colegios. Los más populares son los de mejora de competencias concretas y los de convivencia, igualdad y contra la violencia de género.

El PROA, por sus características, podría entrar en colisión con la oferta de las academias o profesores particulares, pero es imprescindible para mejorar la situación de niños con bajo nivel económico y educativo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El refuerzo docente solo ha llegado al 51 % de los centros