Polémico pleno en Cerceda en el que García Liñares insistió en que no dimitirá

PP y BNG creen que lo acordado en la sesión del jueves «non ten validez» después del informe emitido por el secretario municipal


Carballo / La Voz

Solo había un punto en el orden del día a tratar en el pleno ordinario de Cerceda, correspondiente al mes de enero: la desafectación de tres caminos públicos para convertirlos en titularidad privada en Queixas y Rodís. Pero el debate estuvo marcado, a la espera de que se convoque una sesión extraordinaria, por la sentencia, no firme y por tanto recurrible, en contra del alcalde, José García Liñares, a un año y medio de prisión y 16 de inhabilitación por prevaricación y fraude a la Administración Pública.

Tanto el PP como el BNG solicitaron al regidor que dimitiera del cargo, a lo que este se negó insistiendo en lo que ha venido argumentando desde que se dio a conocer el primer fallo: que solo se irá si un juez, o una jueza, le obliga a cesar. Dejó claro a la oposición que se trata de un tema judicial y, por tanto, se tiene que dirimir en los tribunales y no porque se lo pida o exija la oposición municipal. Liñares Insistió en que su renuncia a la Diputación se debió a que no quería involucrar al ente provincial y sus compañeros de gobierno en una cuestión que afecta única y exclusivamente a su labor en la alcaldía.

Informe del secretario

Al no lograr que Liñares dimitiera, José Francisco Santos (PP) y Rocío da Igrexa (BNG) insistieron en el informe publicado por el secretario municipal, que señala que no hace falta que el mandatario renuncie a su condición de alcalde, basta únicamente con que el pleno de la corporación tenga conocimiento de este fallo judicial para que se hiciera efectiva la baja.

Sin embargo, José García Liñares hizo caso omiso a este dictamen del funcionario e insistió en que solo se marcharía si así lo exige un organismo judicial. Por eso, el PP y el BNG votaron en contra de todas las iniciativas tratadas en la sesión de este jueves por la noche, incluida la desafectación de estos tres caminos públicos en Queixas y Rodís. Es más, José Francisco Santos exigió que la votación se hiciera de forma individual [con nombres y apellidos] y argumentó su petición: «O voto do alcalde para nós non vale porque así o ditaminou o informe do secretario municipal. Tal e como está confeccionada a corporación o voto do alcalde si é determinante para sacar adiante as propostas porque son seis concelleiros do PSOE. [Liñares se dio de baja del partido en septiembre cuando le abrieron juicio oral),e outros seis da oposición [4 PP y 2 BNG]». De hecho, en la oposición consideran que el pleno podría «non ser válido» por este dictamen del secretario municipal. Santos Reguero también aclaró que Liñares no fue condenado por una obra de 9.500 euros, «senón por unha obra de 314.000 euros e outra, inventada, de 9.500. En total, case 325.000 euros».

También habló la líder del BNG, Rocío da Igrexa. Lo hizo a través de una red social: «Mágoa que non viva Valle Inclán para que nos fixera a crónica do pleno esperpento de Cerceda. Só desde o esperpento se pode analizar o que vivimos, escoitándoo semella que el non é culpábel, que a culpa é nosa por non aceptar as súas explicacións, por tentar que deixe o cargo do xeito menos traumático para o noso Concello e por solicitar a celebración dun pleno de acordo co establecido na lei. Máis non, en Cerceda a lei é García LIñares, ou polo menos o que di el, e para quen non baila ao son da súa música, insultos, descualificacións persoais e o nepotismo ao que nos ten acostumados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Polémico pleno en Cerceda en el que García Liñares insistió en que no dimitirá