«El atletismo me enseñó que el esfuerzo siempre da frutos»

Rosa Sierra, directiva de la Federación Galega de Atletismo, afirma, convencida, que «si de verdad peleas por lo que quieres, acabas consiguiéndolo»


redacción / la voz

Rosa Sierra nació en Ferrol en el año 1963. Profesora de Matemáticas en el instituto de Miño, y una figura de referencia en el atletismo español de los años ochenta y noventa (formó parte de la selección española de marcha atlética que logró en Nueva York la medalla de plata en la Copa del Mundo), siempre ha estado vinculada, en mayor o menor medida, al mundo del deporte.

De hecho, tras haberse licenciado en Ciencias Exactas, y cuando ya estaba retirada de la alta competición y dedicada profesionalmente a la docencia, se licenció también en Ciencias del Deporte, se vinculó intensamente al ámbito de la gimnasia rítmica -otra de sus grandes pasiones- y salía a correr casi a diario, además de participar en carreras populares.

Pero ahora ha vuelto a hacer marcha en las competiciones para atletas veteranos. Y, sobre todo, se ha integrado en la nueva junta directiva de la Federación Galega de Atletismo, muy «renovada», dice.

-Un ámbito completamente nuevo para usted el de la gestión deportiva.

-Desde luego que sí. Y de una gran responsabilidad. Pero si algo puedo ofrecer es capacidad de trabajo, voluntad de hacerlo bien y deseos de ayudar en todo cuanto me sea posible. Para mí ha sido una sorpresa que Isidoro [se refiere a Isidoro Hornillos, ex plusmarquista nacional de 200 y 400 metros, presidente del atletismo gallego y uno de los dirigentes que está liderando la profunda renovación que experimenta el atletismo español] me llamase para colaborar en este proyecto. Pero cuando me llamó, y a pesar de ser, como tú dices, algo completamente nuevo para mí, no dudé en aceptar. Es un honor colaborar con Isidoro. Por encima de cualquier otra cosa, Hornillos es un amigo, pero la verdad es que lo admiro mucho. Lo admiro a él, y admiro todo cuanto está haciendo.

-A usted, que siempre ha dicho que una de las cosas que más le importan en esta vida es poder seguir aprendiendo todos los días algo nuevo, ¿qué le enseñó el atletismo? Y no hablo solo del atletismo de élite, sino del atletismo en general, de todo lo que supone como manera de vivir...

-A mí el atletismo me enseñó que el esfuerzo siempre da frutos. ¿Tú no lo crees así...?

-Me interesa más lo que piensa usted.

-Pues mira, eso es algo de lo que estoy completamente convencida. El atletismo es un deporte justo, en el que los resultados no dependen de que un balón pueda entrar por casualidad o no en la portería en el último segundo del partido. El atletismo te ayuda, ante todo, a crecer como persona. Te hace comprender que trabajar duro siempre vale la pena.

-Aunque no se logren los objetivos deseados...

-Sí, sí que se logran. Si de verdad peleas por lo que quieres, acabas consiguiéndolo. Cuando uno trabaja duro, las cosas llegan, ya sea antes o después.

«Los niños serían más felices si en la escuela se practicase deporte cada día»

Entre las grandes pasiones de Rosa Sierra también está -siempre lo ha estado- la educación. Y aunque ella es profesora de Secundaria, no pierde de vista, tampoco, el sector en el que los niños empiezan al colegio. Un mundo en el que cree que ahora sería muy importante introducir la actividad física de manera más decidida. De hecho, afirma que «los niños serían mucho más felices si en la escuela se practicase deporte cada día». Porque los beneficios del deporte, para todos los segmentos de edad, afirma Rosa, son algo que está «plenamente demostrado» desde el punto de vista «científico».

-En general, a lo largo de las últimas décadas, ¿ha mejorado, o no, la educación?

-¡Sí, hombre...! Ha mejorado, claro que sí. Y ha mejorado mucho, además. Pero hay cosas que no se están haciendo bien. En los centros educativos, como antes decía, tendría que estar mucho más presente la actividad física. Pero además, hay cosas que olvidamos, también, muy a menudo. Como que un buen profesor, para enseñar de forma eficaz, ha de sentir auténtico entusiasmo por el conocimiento que quiere transmitir a los alumnos.

-Usted tiene una actividad muy intensa en el ámbito de las nuevas tecnologías...

-Sí, sí, así es. Pero te diré algo: las nuevas tecnologías han aportado cosas muy importantes al proceso educativo, pero a veces también hacen que perdamos un poco de perspectiva sobre lo que es realmente fundamental en clase. Al final, la pizarra de toda la vida es muchísimo más útil de lo que en principio parece. Porque lo que importa es qué quieres contar a los alumnos, y por supuesto contarlo bien. Fíjate, sin ir más lejos, con lo que pasa con las matemáticas. A las matemáticas hay que perderles el miedo. Y entonces es cuando ves que son muy divertidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«El atletismo me enseñó que el esfuerzo siempre da frutos»