La cantera cobra fuerza en el Bergan

Cinco jóvenes de entre 16 y 18 años fueron convocados con el primer equipo en el duelo de la Copa RFEF

F. R.
Carballo / La Voz

Que el Bergantiños haya avanzado un paso más en la Copa Real Federación Española de Fútbol al meterse en octavos de final es algo que enorgullece a toda la Costa. Pero que ese logro se consiguiera con juveniles sobre el césped, todavía lo hace más grande. El entrenador Miguel Figueira convocó para el partido de la vuelta de dieciseisavos de final contra el Lealtad de Villaviciosa (Asturias), disputado el miércoles en As Eiroas, hasta a cinco chavales de la cantera. Concretamente, del equipo A. Tres de ellos fueron titulares (uno salió del terreno de juego al poco de la reanudación), y un cuarto entró para la recta final. Solo se quedó en el banquillo el portero. Y lo cierto es que con la juventud de la casa se logró el 1 a 0 y, por lo tanto, el pase a la siguiente ronda (en la vuelta, disputada en Les Caleyes, el marcador acabó con empate a uno).

Víctor Casais (Muros, 2002) fue uno de los protagonistas de la jornada, precisamente por su edad. Con tan solo 16 años y 5 meses (juvenil de primer año en el conjunto A) formó parte de la artillería del equipo rojillo desde el inicio del duelo hasta que salió por Ekedi. Durante 55 minutos demostró sobre el césped todo lo aprendido desde las Escolas Luís Calvo con varias llegadas peligrosas al área rival. Y es que, ojo, toda una vida haciendo más de 100 kilómetros varios días a la semana (él y sus padres, claro) por y para el fútbol.

El joven, dos días después de su debut con un conjunto de Tercera División, todavía no se creía lo sucedido: «Jugar como titular es algo increíble, la verdad. Y hacerlo con un tipo como Granada, que puede ser mi padre, todavía más. Pero, a parte, el trato fue muy bueno. La presencia de los jugadores más veteranos fue una ayuda muy grande para nosotros», expresó para los micrófonos de Radio Voz.

Confesó que lleva 7 años formando parte del club rojillo. Concretamente, desde benjamín de segundo año. Modestamente, valoró y agradeció a sus padres el esfuerzo realizado todo este tiempo: «Es impresionante. Ahora, con el tiempo, se han ido acostumbrando, pero al principio les resultaba difícil». Asimismo, aseguró que ir «bastante bien» en los estudios, sin descuidarlos «en ningún momento».

Otros juveniles

César Gontán fue otro de los juveniles convocados. Le saca dos meses a su compañero Víctor, con el que compartió posición. Entró en el minuto 74, por Álex Diéguez. Carlos Graña, del año 2001, jugó los 90 minutos de defensa. Por último, Pablo Carro, con la mayoría de edad cumplida en agosto, también aguantó todo el partido en el centro del campo. Técnicamente fue el más destacado, pues peleó por el balón en todo momento, y cuando lo tuvo en sus botas toreó al rival todo cuanto pudo. El portero, Brais Gómez, el mayor, completó la lista de juveniles, pero desde el banquillo.

El técnico Miguel Figueira dijo estar muy contento con la actuación de los jóvenes. Tanto, que afirmó: «Co seu traballo gañáronse a súa presenza na seguinte eliminatoria da Copa Federación», a lo que añadió: «Deume ata vergoña sacalos do campo, pero ao día seguinte tiñan un partido importante». Asimismo aseguró que esta temporada el club está haciendo un «gran esforzo» por tener presentes a los juveniles, pese a las «altas esixencias» del primer equipo en la categoría. «Simplemente queremos que aprendan que o traballo, a constancia e o esforzo teñen o seu premio», concluyó. Demostrado queda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La cantera cobra fuerza en el Bergan