El Laracha fue incapaz ante el Compos más ofensivo y efectivo

3.ª División | Los rojiverdes defendieron arriba, salvo en los últimos minutos


santiago / la voz

El Compos sumó los tres puntos ante un valiente Laracha que quiso defender arriba y que masticó más que mordió, salvo en los últimos minutos, si bien con poca presencia en el área de Anxo.

El fútbol es caprichoso y cambiante. A menudo ha lamentado Yago Iglesias la falta de pegada de su equipo para sacar rentabilidad de su caudal ofensivo. Ante el Laracha sucedió todo lo contrario. El Compos se puso por delante antes de tirar entre los tres palos, en el minuto nueve. Centró Naveira, se envenenó la trayectoria en un rebote y Parga, en su intento por evitar el remate de Aythami o Santi Gegunde, acabó rematando sobre su propia portería.

Hasta ese momento lo estaba pasando mal un Compos que se vio ante su espejo, frente a un rival que le discutía y la arrebataba la posesión de balón. A las dificultades que planteaba el adversario se sumó, para los dos contendientes, una tarde de perros, con viento y lluvia abundantes, aunque el campo aguantó bastante bien.

En el minuto 26, el primer lanzamiento azul y blanco entre las maderas acabó en la red. Brais Abelenda envió atrás desde la línea de fondo y Aythami resolvió con criterio, con un golpeo a media altura imposible para Santi Canedo. En medio no pasaron muchas cosas. Y después, hasta el descanso, tampoco.

Tras el paso por los vestuarios al Compos le tocó atacar en contra del viento y durante un cuarto de hora se adueñó del balón y del partido.

Pronto hizo el tercero. El sello lo puso Brais Abelenda, pero el trámite le correspondió a Santi Gegunde, uno de esos futbolistas que congelan el tiempo cuando reciben el balón. En el control ganó todo el espacio, avanzó metros y telegrafió un envío al hueco para que su compañero, en carrera, lo tuviese todo a favor a la hora de golpear.

Era el minuto 51. Y hasta alcanzar la hora de juego el Laracha parecía noqueado. Óscar Gilsanz hizo un doble cambio. Pasó a jugar con dos puntas, con los recién ingresados en el campo, Nacho y Manu Mosquera. Y buscó un fútbol algo más directo. Más tarde, en el 77, entró Concheiro para poner más centímetros y más presencia física en la línea de ataque.

Los cambios se notaron

Los cambios le sentaron mejor al conjunto visitante que al Compos. Tras el gol, Álvaro Casas, con molestias musculares, dejó su puesto a David Uña. Y en el 67 se fue Aythami, también con problemas físicos, y entró Rubén, en el que fue su estreno esta temporada. Y en un intento por controlar el centro del campo, Ube suplió a Santi Gegunde.

Justo a continuación, a la salida de un córner, acortó distancias Manu Mosquera, de cabeza. A partir de ahí llegaron los peores minutos del Compos, unas veces por errores propios en el pase, en campo propio, y otras porque los visitantes buscaron con más criterio los envíos a la espalda de los centrales. El Laracha amagó más que golpeó y los minutos fueron pasando sin que se moviese el marcador.

En detalle

?COMPOSTELA (3): Anxo; Saro, Álvaro Casas (Uña, min 52), Piscu, Naveira; Samu, Marcos Remeseiro; Álex Ares, Santi (Álex Ube, min 77), Brais Abelenda; y Aythami (Rubén, min 67).

LARACHA (1): Santi Canedo; Víctor, Antonio López, Parga, Ramses; Kanouté, David; Iago Novo (Concheiro, min 77), Ortuño (Nacho, min 61), Sanda; y Boedo (Manu Mosquera, min 61).

Goles: 1-0, min 9: Parga, en propia meta. 2-0, min 26: Aythami. 3-0, min 51: Brais Abelenda. 3-1, min 78: Manu Mosquera.

Árbitro: Saúl Pérez Parga. Amonestó a los locales Naveira y Marcos Remeseiro y a los visitantes Iago Novo y Sanda.

Incidencias: Estadio Vero Boquete de San Lázaro. Tarde de lluvia y viento. El césped aguantó bastante bien.

Gilsanz: «Intentamos una presión alta y corrimos hacia atrás»

Los tres puntos sumados ante el Laracha dejaron satisfecho a Yago Iglesias, que incluso disculpó los minutos finales de su equipo, en los que el Compos perdió el control y, por momentos, parecía que podía caer el segundo tanto visitante: «Te ves con un 3-0, haces todos los cambios y te meten de córner. Dentro del campo, ves que los jugadores tienen maniatado al rival, que no está generando nada de peligro, que el resultado estaba prácticamente cerrado. Es normal que haya esa relajación. Los entrenadores no queremos que suceda, pero indirectamente el resultado te lleva».

En todo caso, el técnico blanquiazul sí echó en falta algo más de colmillo retorcido: «Por poner un pero, tras el tercer gol nos faltó ser más agresivos, afán de buscar algún tanto más».

En otros partidos el Compos creó más ocasiones y anotó menos goles. Esta vez invirtió los términos de la ecuación y Yago Iglesias lo achaca, en buena medida, al perfil del adversario: «Eran otros rivales. Ya avisamos de que este Laracha tiene muchos argumentos para hacer una buena temporada. Sabíamos que si les dejabas la pelota la iban a manejar y generar superioridades. Tienen calidad. Debíamos estar muy serios defensivamente y aprovechar cuando tuviésemos el balón. No generamos tanto como en otros partidos. Vinieron a ser muy valientes».

El Compos trato de hacer daño por las bandas y encontró más espacios por su izquierda. Cumplió con una de las consignas del plan de ruta, la de intentar hacer daño con cambios de orientación hacia un lado u otro aprovechando que los interiores, Iago Novo y Sanda, tienden a irse hacia el centro.

Óscar Gilsanz

En opinión del técnico visitante, el primer tanto marcó el devenir de la contienda: «Ese gol es una losa ante un rival que administra muy bien el balón. Nos anula la posibilidad de juntarnos hacia atrás». «Con el marcador en contra -añadió- queríamos mantener la presión alta y lo que hacíamos era alargarnos mucho. Intentábamos una presión alta y acabábamos corriendo hacia atrás».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Laracha fue incapaz ante el Compos más ofensivo y efectivo