La granja puede ser la mejor escuela

Ganaderos y técnicos temen espionajes y transmisión de enfermedades con las visitas


Carballo / La Voz

La Comunidad Europea tiene interés por recoger en un registro las granjas demostrativas, explotaciones en las que se desarrollan actividades formativas, muy apreciadas por los profesionales, pero sin regular en España. El programa Erasmus + Farmdemo, en el que participan Fonteboa y la Universidade de Santiago, pretende llenar ese vacío y mejorar el sistema.

Ayer se celebró en el centro de promoción rural coristanqués una reunión de trabajo a la que acudieron ganaderos, técnicos, profesores, comerciales y alumnos, para intentar mejorar y sacar más partido de las demostraciones.

Entre las cuestiones que se abordaron para intentar mejorar las actividades está la elección de horarios adecuados, promoción y convocatoria atractivas, además de cuestiones más concretas como la elección del lugar de las charlas o la necesidad de poder utilizar varios idiomas, sobre todo el inglés.

La granja de José Manuel Fernández, de Mazaricos, es una de las que Feiraco utiliza como ejemplo de su trabajo, por lo que acuden grupos de todo tipo. Se trata de una labor voluntaria, pero necesaria, por lo que los ganaderos piden algún tipo de compensación como mayor acceso a líneas de ayudas o facilidades de otro tipo.

Sin embargo, los ganaderos también le ven muchos riesgos al sistema y uno de sus intereses es minimizarlos, para que las granjas sigan enseñando a profesionales y alumnos, pero sin que ello suponga pérdidas para el profesional.

Galicia trabaja en el mismo tema con otras regiones de países como Serbia o Dinamarca, donde los sistemas son distintos. En el caso del país de los Balcanes, uno de los problemas es que las grandes explotaciones temen el espionaje industrial y no permiten el acceso a las instalaciones, por lo que hay que contentarse con visitas a granjas que Miguel Cordero, técnico de la universidad, definió como «hippis», más naturales y ecológicas.

Otra cuestión que preocupa es que en el grupo entre «un animalista», que haga grabaciones sacadas de contexto. Curiosamente fue uno de los principales temores expresados en la reunión, así como la preocupación por el contagio de enfermedades a los animales e incluso las críticas de compañeros de profesión.

En el registro se incluirían y pueden hacerlo en la página web farmdemo.eu las granjas que realizan demostraciones al menos una vez al año, tanto de tipo comercial como formativo o de promoción. Una idea generalizada es realizar las visitas en épocas del año con poco trabajo, para no estropear la faena. Asimismo hablaron de la necesidad de que los profesionales estén preparados para responder a las preguntas que les realicen los asistentes.

En general, la cuestión de las granjas demostrativas está poco trabajado, pero hay mucho interés, incluso en países que no tienen representantes en el programa, como Portugal o Alemania. La finalidad es hacer un mapa de todas las explotaciones europeas que hacen esta labor y mejorar la información sobre el acceso para las visitas,

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La granja puede ser la mejor escuela