El repunte de coches de gasolina en la provincia compensa la caída del diésel

La adquisición de vehículos crece un 10,8 % respecto al año anterior

A. A.
a coruña / la voz

No hay una vuelta a los orígenes ni habrá un vuelco salvaje en la tendencia de compra de vehículos. Pese a la paulatina caída de adquisiciones de automóviles diésel, el futuro del sector pasa por la convivencia de las tecnologías de siempre con las de nuevo sello. Así lo constata Raúl Morales, directivo de Faconauto, que asume que «la demanda se está desplazando a la gasolina, pero también hacia los híbridos que, principalmente, funcionan con gas».

Los datos hasta octubre certifican este escenario en la provincia de A Coruña. Jacobo Ramos, gerente del concesionario Fiateira Motor en la ciudad herculina, detalla que «en el acumulado anual se han matriculado 16.601 turismos, lo que indica una curva de incremento del 10,8 % en comparación con el 2017». Ahí asoman datos interesantes: Peugeot es la marca con el índice más elevado de adquisición, con 1.510 ventas; Jeep, por su parte, experimenta el mayor porcentaje de subida, con un 125,42 % tras la matriculación de 133 coches este curso.

Ese repunte de Peugeot, que lideró las ventas de octubre en la provincia con 163 unidades, es justificado por Noemi Navas, de Anfac, por la tendencia a «comprar vehículos referenciados a la comunidad autónoma», en alusión a la fábrica de PSA en Vigo. La marca francesa es seguida de cerca por Seat, que alcanzó el pasado mes un total de 124 matriculaciones y llevó su volumen total del 2018 a 1.305 vehículos. El podio lo completa Toyota, con 105 ventas y una variación positiva del 0,96 % en octubre y 1.107 ventas en el acúmulo del año.

En este sentido, Ramos incide en la progresiva introducción del fabricante japonés: «Con el modelo Aygo se han adentrado con éxito en el entorno urbano, donde hay un segmento de competidores cada vez más amplio y donde confluyen sin duda más clientes».

Ya en profundidad, en la provincia de A Coruña sí se percibe una devolución de la confianza a los vehículos de gasolina: del total matriculado en lo que va del 2018, 8.487 usaban este tipo de combustible, por 6.729 de diésel y 1.385 adaptados a otras tecnologías. En porcentajes, implica que los segundos pierden una cuota de más del 16 % con respecto al 2017, según datos que recoge el Instituto Español de Automoción (IEA).

La caída ha sido especialmente acusada en octubre, con una disminución del 27,29 % que, en gran parte, derivó de la nueva normativa de medición de emisiones de CO2, el WLTP, en vigor desde el 1 de septiembre y que busca contextos más realistas en el análisis de consumos de combustible de gasolina y diésel. Así, la cuota de ventas del mes sitúa a los vehículos de gasolina en un 55,90 %, con los diésel en el 34,20 % y los de otros combustibles en el 9,90 %.

Estas últimas cifras, además, invitan a pensar en un futuro más heterogéneo de opciones de compra por el lento, pero continuo, avance de los vehículos híbridos y eléctricos. «La gente busca nuevas formas de movilidad y un consumo de combustible más contenido, así que hay hueco para todos», zanja Elías Domingo, de Ganvam.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El repunte de coches de gasolina en la provincia compensa la caída del diésel