El gran hermano llega a Urgencias

El Chuac crea una herramienta para hacer un seguimiento en tiempo real a los pacientes


A Coruña / La Voz

No es el ojo que todo lo ve, pero se le acerca. Una especie de gran hermano se ha instalado en el servicio de Urgencias del Chuac. Y lo ha hecho no para fisgar qué sucede en la puerta de entrada del hospital, sino como una herramienta de mejora de la atención en ese punto donde confluyen todas las prisas cuando lo que corre peligro es la salud. Una aplicación, diseñada y elaborada a la medida incluso física de los más de 3.000 metros cuadrados donde cada día 350 personas buscan alivio, funciona ya en el servicio para saber más de cada enfermo que entra, cómo está siendo atendido, dónde y por quién. Año y medio de trabajo y ocho informáticos viviendo codo con codo con médicos, supervisoras, enfermeras, celadores... han hecho falta para alumbrar UMAx, que así han bautizado al nuevo ingenio, único en los hospitales públicos de España, para la gestión integral de los pacientes de Urgencias.

Gestión de equipos

Asignación de personal. El programa gestiona el equipo de trabajo, el personal por áreas. Asigna los médicos a los boxes, a las consultas y a un turno concreto. Y redistribuye en cada cambio de turno a todos los pacientes pendientes de ver o de pruebas.

Trazabilidad

Desde el minuto 1. Desde que el paciente, o su familia, pone un pie en el mostrador de admisión y da su nombre, hasta que sale del servicio, está ubicado físicamente y en tiempo real, y también su proceso urgente: qué pruebas se le han pedido y quién, de qué está pendiente, etcétera.

El mapa

Con pasar el ratón. El programa visual permite que desde los ordenadores o las tabletas el personal vea el mapa de cada área y con solo pasar el ratón sobre cada cama, camilla o sillón señala, además de los datos y hora de entrada de quien está en cada uno de ellos, su clasificación o triaje por gravedad, si ya ha sido visto por el médico, quién es el facultativo responsable, las analíticas solicitadas, si la enfermera lo ha pinchado ya y las muestras están en laboratorio, en proceso, finalizadas o validadas. Con las pruebas de Radiodiagnóstico, igual. Y también figura si está pendiente de una consulta a un especialista, si ya ha pasado a verlo y ha decidido ingresarlo, darle el alta, que el médico de urgencias lo mantenga en observación a la espera de evolución, o solicitar un tercer especialista. En el caso de decidirse el ingreso, figura cómo está la solicitud de cama en planta, si es necesario que se hospitalice en aislamiento, si tiene plaza asignada, si está libre o todavía está pendiente de que se limpie la habitación. Para moverlo, además, en el mismo mapa se puede ver si necesita oxígeno, por ejemplo.

Dirección médica

Gestión de recursos. Si la dirección accede, sabe en cada momento cuánta gente hay en cada punto: si observación está llena, cuántos están pendientes de ver, el mapa de camas, de pruebas pedidas.... Información útil, por ejemplo, en períodos como la gripe para tomar decisiones sobre apertura de plantas colchón.

Órdenes automatizadas

Para pruebas, interconsultas... El UMAx gestiona órdenes automáticamente vía móvil, por ejemplo, para que un celador lleve al paciente a Rayos para una placa o para pedir una interconsulta electrónica a un especialista. Recibe un mensaje en el móvil de guardia con varias alertas sin necesidad de llamarlo. No es una isla de información, se relaciona con laboratorios, con notificación de altas, con historia clínica electrónica.

Seis minutos para que te vea un sanitario, siete horas para salir

En Urgencias del Chuac se trata, al cabo de un año, lo equivalente a la mitad larga del censo coruñés: más de 127.000 adultos buscaron atención en el 2017. Si la llegada fuese escalonada, un enfermo cada 4 minutos. Sin parar.

Las medias reflejan que, pese al constante aumento de la demanda y la tasa de ingreso -ya en el 18 %- en 3 años se ha bajado el tiempo de respuesta y también la estancia. El primer contacto con personal sanitario es en 6 minutos, minuto y medio antes que en el 2015, y se sale al cabo de siete horas, una antes.

Al cruzar la puerta hay tres puestos de triaje, donde se filtra la entrada. No se atiende por orden de llegada. Es la prioridad, marcada por colores según el sistema Manchester (rojo, naranja, amarillo, verde y azul), la que establece el turno para ser atendido. Por gravedad y grado de dolor.

«Al menos el 20 % de los pacientes no tendrían que llegar hasta aquí», confirman los médicos. Pero lo hacen. Dentro: 5 consultas, 20 boxes individuales, otro para 5 enfermos, dos para agitados, y 3 áreas de observación, una con 64 puestos (48 camas y 16 camillas), otra con 33 (28 sillones y 5 camillas) y una polivalente (15 camillas con acompañante).

«El UMAx nos ha cambiado la vida a todos»

Desde hace dos años, María de la Cámara (Madrid, 1974) es jefa de sección de Urgencias. Llegó a A Coruña en el 2000 y lleva 15 años en el departamento de Urgencias.

-¿Han cambiado mucho las cosas?

-Mucho. La población ha envejecido, la asistencia a Urgencias ha aumentado en un porcentaje muy elevado desde que hice la residencia. Y ha mejorado mucho cómo nos llegan los pacientes.

-Ha vivido ya un traslado en el servicio y ahora, el UMAx.

-Nos ha cambiado la vida a todos. ¡Hasta somos más amigos! [ríe]. Nos han hecho un programa a la medida. Cuando hace año y medio empezamos a trabajar en la herramienta pedíamos esto, tener toda esta información, saber en todo momento dónde estaba, qué se le estaba haciendo, qué pruebas había pendientes... Dentro de Urgencias coinciden hasta 200 enfermos y no siempre es fácil en 3.000 m2. Funcionábamos con pegatinas y post-it.

-¿Y el paciente en qué lo nota?

-Además de en seguridad, esta es una herramienta que ayuda a humanizar. Por ejemplo: una mujer llega al mostrador porque la avisan de que su hijo ha tenido un accidente y pueden decirle ya dónde está y qué le están haciendo. Trabajamos 365 días al año y las 24 horas, el relevo a veces era complicado, tú me cuentas quién queda pendiente, yo te pregunto...

-¿Mejorará el problema de acumulación de pacientes?

-El UMAx va a hacer todo más ágil, más rápido. Pero esto es como el hall de un hotel: si no hay habitaciones, no podemos subir a los pacientes a planta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Tags
Comentarios

El gran hermano llega a Urgencias