Veinte años de «Mareas Vivas»

CARBALLO

Melgacho, Petróleo, Pitusa... Entrañables personajes que enamoraron a una generación y colocaron a Laxe en el mapa. La serie forma ya parte del audiovisual gallego

01 dic 2018 . Actualizado a las 21:45 h.

Mareas Vivas. ¿Quién no ha visto u oído hablar de esta mítica serie alguna vez? Entre 1999 y 2002 miles de gallegos se enganchaban a la televisión cada semana para ver las peripecias de unos personajes que encandilaron a toda una generación.

Laxe se vistió de gala durante ese tiempo para tornar en Portozás, «a vila máis pequena da Costa da Morte», y ser escenario de los exteriores de la serie, producida por el Voz Audiovisual para la televisión autonómica. En verano de 1998 se desplazaba el equipo hasta la Costa da Morte para comenzar con las tareas de rodaje, ocupando dos de los hoteles de la localidad y teniendo que comer por turnos, ya que no había entonces ningún restaurante que tuviese semejante capacidad. Revolucionaban el pueblo durante sus breves estancias, firmaban autógrafos en los descansos y mantenían expectantes a todo el vecindario.

Carlos Blanco, Manuel Lourenzo, Luís Tosar -que en esa época optaba al Goya a actor revelación por su papel en un largometraje de Icíar Bollaín-, Isabel Blanco, Ana María Santos, Luis Castro o los debutantes Santi Romay y Martiño Rivas... Todos son hoy reconocidos nombres de la interpretación gallega, más entonces se mimetizaron con la comarca hasta el punto de ser unos vecinos más. Tras maratonianas jornadas de trabajo, buena parte del equipo se sumaba a las celebraciones populares, llegando incluso a sumarse a la inauguración de una discoteca, o a encargarse del pregón en la Festa da Pataca coristanquesa (Ana María Santos y Luis Castro). Participaron en su día, asimismo, en un sentido homenaje a los marineros fallecidos del Panchito.