Un arma


El coche, utilizado con irresponsabilidad, puede convertirse en un arma. Las carreras, los trompos y demás aventuras al volante en Razo no son más que manifestaciones de evidente peligro por quien debería derivar su pasión automovilística a otros escenarios. Para eso están los circuitos, con sus reglas y sus medidas de seguridad. Las carreteras son para que la gente pueda llegar a los sitios, sana y sin que nadie se la lleve por delante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un arma