Hermano pobre


Lo de siempre. Una Administración de rango y poder económico en teoría superior dicta unas normas que tienen que cumplir los concellos, casi siempre el hermano pobre dentro de la estructura del Estado. Encima esas obligaciones no vienen acompañadas del dinero para llevarlas a cabo, con lo que resultado es previsible. Es más, los responsables municipales ni siquiera son quien de ponerse de acuerdo para reducir los gastos. Otro despropósito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hermano pobre