Carballo / La voz

Los poco más de setecientos escolares, procedentes de las cuatro provincias gallegas, que ayer llenaron el Aquapark de Cerceda, son ahora modelos de defensa del medio ambiente. Así los vieron el presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, y el director de La Voz de Galicia, Xosé Luís Vilela, que junto con el alcalde de Cerceda, José García Liñares, fueron la parte adulta, que no seria, de una fiesta dedicada los escolares que durante todo el curso han compartido conocimientos, amor por la naturaleza y una sana competitividad. El programa que se clausuró ayer en las piscinas cercedenses tiene un punto de pique entre colegios. Radio Voz Bergantiños es la que pone el escenario para que los estudiantes demuestren su saber y aprendan más. Ayer solo se divirtieron.

Los que más, los alumnos del colegio La Merced de Sarria, que realizaron un largo recorrido para recoger su premio de manos de Vilela Conde. En la final ganaron al A Milagrosa de Lugo, por lo que todo quedó en la provincia, que también estuvieron en Cerceda, al igual que lo hicieron representantes de otros nueve centros educativos gallegos, la mayoría de los que compitieron por ser los más aplicados.

El tiempo se portó de maravilla en una jornada tan destacada, a apenas unos días del fin de curso, por lo que la fiesta de ayer fue una especie de puerta al verano algo adelantada.

Del Labarta Pose de Baio fue el mejor vídeo, en tanto que la fotografía elegida para representar los valores del cuidado medioambiental fue obra de Erika Souto, del colegio de A Lama, por lo que los premios terminaron repartidos por las cuatro esquinas de Galicia.

Desde que pisaron el parque verde de O Acevedo, a los escolares se les veían las ganas de piscina, toboganes, olas artificiales y sol. Se notaba el ansia y el mandato materno en el modo de untarse de crema de protección solar. No querían perder un minuto más de lo necesario fuera del agua, pero también afrontaron con educación y simpatía la entrega de premios, aplaudiendo y animando a los compañeros que recogían los regalos como representantes de cada centro.

Y todo ello ocurrió bajo un sol que se agradecía y se toleraba sin problemas gracias a una agradable brisa.

Los niños estuvieron a la altura de las circunstancias y también los docentes, unas sesenta personas entregadas y contagiadas de la alegría infantil. Fue precisamente este sentimiento el que destacó el alcalde de Cerceda, que aprovechó la audiencia para presumir de recinto acuático, de parque verde y de ecología activa.

La jornada se prolongó hasta que fue necesario regresar. Y se fueron a O Barco de Valdeorras, a Sarria, a Lugo, a Ferrol, a Xunqueira de Ambía, a Vigo y a Ribeira, pero también más cerca, a Carballo, A Laracha, a Cee, a Vimianzo y A Baio. Hasta el 2019.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ecovoz festejó el cuidado medioambiental