El plazo de la ley de incendios se agota y queda mucho por limpiar

La respuesta ciudadana esta siendo muy positiva, sobre todo en el entorno de núcleos


cee / la voz

No es que la gente no se lo haya tomado en serio, al menos la gran mayoría, porque vayas por donde vayas se escuchan sonido de motosierras y trasiego de madera, bien a través de los profesionales que la retiran a marchas forzadas o por medio de los mismos propietarios que cortan los árboles para leña. Pese a ello, ayer se cumplió el plazo fijado por la Xunta en su modificación de finales del año pasado de la ley de incendios del 2007 y, como todo el mundo sabía, no ha dado tiempo a cumplir. De hecho, ayer a primera hora en el Fórum carballés se formaron largas colas de vecinos, de la localidad y de fuera de ella, para solicitar permisos de corta, técnicamente lo que ahora se conoce como «declaración responsable».

La respuesta social ha sido más que positiva, lo confirmaba hace solo unos días la jefa del Distrito Forestal V, Sara Romero, y el objetivo fundamental, que la gente se conciencie de que, sobre todo en el entorno de los núcleos debe haber una franja de seguridad libre de vegetación que pueda propagar el fuego, parece logrado. Ahora bien, el cumplimiento de la normativa, tal como está expresada queda aún a años luz. De hecho, algunos concellos emitieron bandos en las últimas horas, entre otras comunicaciones para advertir que, a partir de ahora, la Administración, sea la local o la autonómica dependiendo del ámbito, puede emitir requerimientos, imponer sanciones e incluso realizar las limpiezas de manera subsidiaria para luego quedarse con la madera y, si esta no llega para pagar, pasarle la factura al propietario.

En realidad tampoco es todo tan inmediato porque desde el apercibimiento el implicado todavía tiene un breve período de margen para cumplir y tampoco parece que las directrices de Medio Rural sean sancionar a diestro y siniestro, pero está por ver cómo evolucionará el asunto a partir de ahora. Lo que sí se percibe ya es que mucha gente cortó los árboles para cumplir y está a la espera de poder retirarlos, porque los maderistas no dan abasto. Si esa retirada y el desbroce no llega a tiempo, será peor el remedio, porque suponen un verdadero polvorín.

«Algúns pinos estaban vendidos, outros irán medio regalados»

El vimiancés Perfecto Pastoriza, a sus 75 años, se afana estos días en cumplir con la normativa, despejando una propiedad contigua a la carretera. «Aquí viñeron e marcaron cunha cinta e máis pintaron ás árbores, co cal xa sabemos cales son as que temos que cortar. Algúns pinos xa estaban vendidos de antes e os outros traerán que ir medio regalados ou como sexa. Nós agora o que estamos facendo é levando os carballos para a casa para leña, porque tampouco se pode levar toda que non somos capaces», resume el jubilado, que bromea con su edad y con su envidiable estado físico. Aunque reconoce que le fastidia «un cacho grande» y que con esto «pérdese monte de producir madeira», entiende que «se é unha lei haberá que cumprila». Eso sí, advierte que la cosa no queda aquí porque «agora, como moito cada dous anos tes que limpar, porque senón isto convértese nunha selva outra vez e non valeu de nada».

El Concello de Ponteceso idea con el GES un sistema para notificar que se debe limpiar

El Concello de Ponteceso, en base a una iniciativa del GES de hace dos años, y después de «meses e meses de traballo», según dice el alcalde, con el apoyo incluso de dos empresas de ingeniería, ha ideado un sistema a través del cual le puede notificar a cada propietario en que parcela y que tramo concreto debe limpiar. De Ahí que en los próximos días se vayan a enviar unas 9.000 cartas a los domicilios con esa información. «¿Que esperan, que centos de veciños de Ponteceso propietarios de monte vaian a Carballo encher un documento tan complicado como a declaración responsable? Descargar no Concello traballo da Xunta non é de recibo», se queja Lois García Carballido, quien dice que han adoptado estas medidas ante lo «alarmados e desinformados» que se encuentran los vecinos por parte del gobierno autonómico. Además, se fija como objetivo proteger durante este verano los perímetros de los núcleos y para ello quiere que los propietarios sepan exactamente hasta donde limpiar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El plazo de la ley de incendios se agota y queda mucho por limpiar