«Trump tiene una doble, ¡y es latina!»

Marta López CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Ana Garcia

La red se recrea con el parecido entre Dolores Leis y el presidente de los EEUU, recordando su campaña anti latinos

27 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Muchos dirán que es cosa de meigas. Dolores Leis, residente en Nantón desde hace cuatro decenios, ha viajado más en los últimos días que en toda su vida. No lo ha hecho, sin embargo, presencialmente, sino por el vasto mundo virtual. Su asombroso parecido con el mandatario estadounidense Donald Trump ha desatado el interés de medios, usuarios y sitios web de todo el mundo, dando lugar a poéticas crónicas, descabelladas afirmaciones y elaboradas piezas que se han situado entre lo más visto.

Uno no se cansa de leer sobre ella. «Pelo rubio platinado, de cachetes rozagantes rosados y mirada perdida en el horizonte», así la describen en la cadena americana de habla hispana Univisión. Otros, como el mexicano El Financiero, aseveran que «a ella no le gustan las redes sociales y prefiere cuidar su huerto [...] lo que más le importa es la salud de sus cosechas». ¡Y a quien no! Con la plaga de la polilla guatemalteca tocando a las puertas de la Costa da Morte, como para prestar atención a un fenómeno viral que, casi con toda seguridad, será agua pasada en apenas unos días.

Diarios como el The New York Times o el Washington Post han difundido estos días la imagen

De hecho, el acoso mediático que tanto ella como su familia han venido sufriendo esta semana ha ido aminorando poco a poco. Mientras que hace apenas unos días algunos medios incluso la fueron a buscar a su finca mientras trabajaba en sus plantaciones, ayer estaba todo más sosegado. Dolores está muy tranquila y vive ajena al revuelo que está causando su fotografía, y a las teorías conspiratorias que surgen en torno a ella. En el Observador portugués manifiestan que Trump y la cabanesa fueron «Separados à nascença» (separados al nacer) y también recuerdan a la doble del Papa Benedicto, también encontrada en Galicia. Tierra prolífica en cuanto a famoseo, por lo visto. En la red social Facebook algunos usuarios incluso encuentran una justificación genética a la semejanza: «Es obvio que en las aldeas gallegas existe el gen celta y/o germánico. De ahí el gran parecido con Trump, sino seríamos como los andaluces, extremeños y demás sureños»; «Trump es de ascendencia irlandesa, igual que media Galicia». ¿Y si Dolores pertenece a la otra mitad?

La gallega que se parece a Trump: «Eu digo que será pola cor do pelo»

paula vázquez

Nada menos que 3.000 retweets y 4.000 me gusta en Twitter, además de cientos de publicaciones compartidas a través de Facebook o de WhatsApp. Dolores Leis Antelo (Figueiras, Coristanco, 1954) no se imaginaba el jueves pasado, cuando esta misma redactora hablaba con ella sobre las labores del campo en su finca de Nantón, que una foto suya se haría viral en Internet y daría -casi- la vuelta al mundo. Su parecido razonable con Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, está arrasando estos días en las redes sociales, así como en varios diarios de información digital de tirada nacional, donde ya se han hecho eco de la resonancia de la publicación y especulan si Trump tiene o no parientes en la Costa da Morte.

Seguir leyendo

Otros usuarios, más allá de teorías pseudo-científicas, dejan comentarios de apoyo a la vecina de Nantón: «Seguro que es más simpática que él. Tiene el aspecto de la típica mujer gallega que lleva la sartén por el mango, ¡y el mango también»; «Señora, tome isto con moita retranca. Seguro que é mellor persoa vostede que o outro»; «Que el Trump la invite a uno de sus resort en Florida».

El destino, a veces, nos da donde más nos duele. Eso es seguramente lo que estará pensando el presidente norteamericano, en caso de que la fotografía haya llegado a sus manos. «Donald Trump has a doppelganger. And she’s a latina» (Trump tiene una doble, y es latina), repara un usuario en Twitter. Teniendo en cuenta la campaña anti inmigratoria del presidente y su manifiesto desagrado de cara a la población latinoamericana, no es de extrañar que la imagen de Dolores Leis haya corrido como la pólvora en el vecino México. Donde las dan, las toman.

Aluvión informativo en Cabana para buscar a Dolores Leis, «la doble gallega de Trump»

paula vázquez

El parecido razonable entre Dolores Leis Antelo y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está arrasando en las redes sociales. La fotografía en la que la cabanesa aparece en primer plano ataviada con ropa de faena y con un sacho al hombro, ha dado literalmente la vuelta a todo el mundo. Así, medios de comunicación internacionales -como el diario La República de Perú o el norteamericano Newsweek-, nacionales y locales, así como diversas cuentas en las redes sociales de Twitter, Facebook e Instagram del mundo entero se han echo eco en las últimas 24 horas de la imagen, que se ha viralizado como la pólvora en Internet.

Seguir leyendo

Francia, China, Indonesia, Australia, Europa Central... Parece que no haya quedado ni un solo rinconcito de la tierra al que no haya llegado la foto de esta cabanesa y, con ella, el nombre Nantón. «Aínda nunca na prensa saíran Os Martices», reconocía ayer su hija divertida. Hay que ver el lado bueno de las cosas y tomárselo todo con mucha retranca. A Dolores, por lo pronto, poco le importa la fama y la guasa generada a su alrededor. Mujer sencilla de costumbres sencillas, de las que ya no quedan.

«Make Costa da Morte great again»

paula vázquez

La Costa da Morte es ya un fenómeno viral e internacional. Y lo es gracias al parecido más que razonable entre la cabanesa Dolores Leis Antelo y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Una similitud que ha dado la vuelta a todo el mundo desde el pasado fin de semana, cuando esta redactora publicaba en su propia cuenta de Instagram una foto de Dolores en una finca de la parroquia de Nantón, en Cabana de Bergantiños.

Parecidos virales

Este tipo de semejanzas son un clásico que cada vez más triunfa en las redes sociales y medios de comunicación en Internet. Y si es un aire casi exacto -como en el caso de Dolores y Trump- todavía se populariza más. La broma y el debate están servidos, y ya hay incluso quien se atreve a especular con la idea de que Trump tiene descendencia en Galicia y ha decidido abandonar las obligaciones de la Casa Blanca para retirarse en la Costa da Morte. Mientras el fenómeno «Donaldores» -tal y como lo denominan ayer en el diario de información alemán Spiegel- corre como oro en pólvora por los medios de comunicación de todo el mundo, en casa de Dolores parece que todo ha vuelto, ya, a la normalidad.

Seguir leyendo