La solidaridad y el sufrimiento acompañan a Pallas en el Dakar

Motor Fran Gómez no se rinde y logra superar todos los obstáculos de la prueba

Varios bolivianos tratan de arreglar con Fran los depósitos de la moto.
Varios bolivianos tratan de arreglar con Fran los depósitos de la moto.

CARBALLO / LA VOZ

El piloto carballés Fran Gómez continúa su aventura en la prueba de motor más famosa y dura del mundo, el Dakar, estando cada vez más cerca el final. No obstante, el pasado lunes surgió un contratiempo. La novena etapa que unía Bolivia con Argentina a través del trayecto desde Tupiza a Salta tuvo que suspenderse debido a las difíciles condiciones meteorológicas, y tras una etapa maratón exigente en la que los equipos de asistencia no fueron capaces de preparar a los vehículos para disputar la prueba. No obstante, los participantes tuvieron que hacer el enlace a Salta para poder reanudar ayer por la tarde la competición con el décimo trayecto hasta Belén.

Pese a la jornada del lunes convertirse, en cierto modo, en un período de descanso, no lo fue para Pallas, quién tuvo que recorrer los 513 kilómetros perdiendo gasolina de los depósitos de la moto y arreglándoselas para poder seguir adelante. En esta difícil aventura, los lugareños bolivianos con los que Fran se iba encontrando por el camino han jugado un papel importante, ayudándole solidariamente con lo que podían para que el piloto fuese capaz de continuar. Pero otro obstáculo que lo acompañó en todo momento fue la lesión que arrastra en la mano izquierda. El piloto rezó para que no le reventara el hinchazón. Y llegó. Solo por eso ya es un campeón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La solidaridad y el sufrimiento acompañan a Pallas en el Dakar