FOTOS CON HISTORIA | «Marchábanme os ollos para o palco»

Ana Vidal fue esposa, nuera y cuñada de componentes de la orquesta Yris de Baio, nacida en los 40


carballo / la voz

La foto. La orquesta Yris de Baio estaba formada básicamente por la familia de José Fondo, O Gandarolo, que fue gaiteiro y después acordeonista. Su hija Fina estuvo de cantante en una época, en tanto que sus hijos Lucho y Pepe eligieron el saxofón y la batería (luego la trompeta), respectivamente. Empezaron siendo apenas unos niños de 10 o 12 años. José Fondo tenía un salón de baile en Bamiro. Más tarde, buena parte de los componentes de Yris, que nació en los años 40 formaron otros colectivos como Latino o Los Yamis, que se mantuvo hasta mediados de los 80.

La protagonista y narradora. Ana Vidal González nació en la parroquia cabanesa de Anos hace 80 años, que cumple precisamente hoy, es nuera de O Gandarolo porque se casó con su hijo Lucho, con el que compartió 65 años de su vida. Su yerno Julio Souto Martínez también fue miembro de Yris en la última etapa, donde empezó con 13 años. Ella es más aficionada al baile que a tocar ningún instrumento. Incluso su suegra, María Costa Rey, era conocida por arte con la pandereta y también porque tenía una pequeña taberna con la que andaba por las fiestas. Ana Vidal vive a caballo entre A Coruña y Baio, adonde se trasladó desde que se casó.

La historia. A mediados de los 40 había orquestas en el municipio de Ponteceso y su entorno, pero no en Baio. José Fondo, hombre emprendedor donde los hubiera, era gaiteiro, aficionado a tocar el acordeón, tenía cuatro hijos y un salón de baile en Bamiro. Pronto montó una orquesta, la Yris, que sería la primera de la zona y en la que participarían buena parte de los vecinos, además de su progenie: Fina fue cantante y Pepe y Lucho, el mayor, tocaban la batería (en la que comenzó cuando apenas asomaba por encima del bombo) y el saxo. Fue el primogénito el que heredó la pasión por la música de su padre, más conocido como O Gandarolo, e incluso de su madre, una pandereteira de mucho mérito que vivió hasta los 90 años.

Ana Vidal, que hoy cumple los 80, recuerda aquella época como si fuese hoy y no para de hablar ni un instante. «Todo o día penso neses tempos tan bos, pero poucas veces podo falar deles», reconoce. Es la viuda de Lucho, que solo dejó la música aparcada por problemas da salud y que volvió a ella en cuanto se recuperó, en la banda de Ponteceso.

Yris recorría la Costa da Morte con motivo de las fiestas, de Fisterra a Coristanco, pueblo por pueblo. Ana no podía seguirla como hacen las fans de hoy en día porque «había normas», pero le hubiera gustado. «Marchábanme os ollos para o palco», recuerda. Pensó en buscarse otro novio porque era muy aficionada a bailar y cuando había oportunidad él estaba tocando, pero «non había outro que me gustara coma el».

Para mover la orquesta O Gandarolo le compró su primer vehículo a «o xastre de Anos», que también tenía un grupo musical. Se trataba de un transporte que Ana Vidal califica de «artilugio» y que al poco tiempo cambió por lo que se conocía como una «rubia». Fue a partir de entonces cuando sus actividades emprendedoras se dirigieron hacia el transporte, al que acabó dedicándose.

Todos aprendieron música a salto de mata, donde pudieron. O Gandarolo buscó maestros para sus hijos incluso entre los soldados que estaban acampados en Baio en la posguerra. Él tocaba el acordeón. «Non o facía moi ben, pero leváballe moita idea. Botáballe moito sentimento, poñía unha cara como si estivera cunha obra de Beethoven», recuerda Ana Vidal.

Cuando José Fondo tuvo que dejar la música por problemas de salud, fue Lucho el que se hizo cargo, junto con Pepe. Con los años montaron Latino y, después, Los Yamis, que se mantuvo hasta el 84, según recuerda Ana Vidal, aunque reconoce que tiene poca memoria para las fechas.

Curiosamente, en Baio queda muy poco gente relacionada ya con la familia. Algunos marcharon a América y otros residen en A Coruña, como Ana Vidal, a la que ya no le queda familia en la localidad, según dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

FOTOS CON HISTORIA | «Marchábanme os ollos para o palco»