Esto es lo que opinan los empresarios del sector funerario

Perciben una cierta mejoría económica tras el batacazo de la crisis. Además, consideran que el futuro del sector pasa por el aumento en las cremaciones y la profesionalización del sector


Carballo / La Voz

El aumento en las cremaciones y la profesionalización del sector constituyen el futuro del negocio funerario, según el punto de vista de los empresarios funerarios de la Costa da Morte, que han notado una recuperación económica tras los estragos que hizo la crisis en una actividad muy poco dada a los cambios y las novedades.

«A cremación medrou moito e ronda o 13 %»

Manuel Pombo, del grupo Bergantiños

Para Manuel Pombo Suárez, el futuro del negocio funerario pasa por la cremación. La instalación que tiene en el polígono de Carballo pasó de acoger un 2 % de los difuntos al 13 % actual en muy poco tiempo. El crecimiento ha sido espectacular y todo indica que seguirá aumentando en los próximo años. El empresario no prevé en la zona más cambios. En los últimos años, las empresas funerarias de la zona han hecho una gran inversión con la apertura de muchos tanatorios. De hecho, hoy en día es muy raro un velatorio que se realiza en el domicilio.

Cree Manuel Pombo que todavía falta mucho para que se vean ceremonias laicas, aunque considera que estarán preparados cuando haya demanda. También cuando las despedidas se hagan directamente en el crematorio.

«Los mayores mantienen los ritos funerarios»

Carlos Rodríguez, de Pompas Fúnebres Costa

Carlos Rodríguez cree que el principal cambio de los últimos años fue pasar los velatorios delos domicilios a los tanatorios, incluso en las aldeas. Cree que el modelo actual de los ritos funerarios tiene los días contados porque son los mayores los que los mantienen, en tanto que los jóvenes tienen otro tipo de relación con las costumbres y actos relacionados con la muerte, «no le dan tanta importancia»

A pesar de ello, cree que los cambios serán todavía a largo plazo, porque en esta materia prima la tradición. A medida que la sociedad se va urbanizando también se notan las diferencias. «A la gente de las ciudades no le importa si el funeral es a la una de la mañana o a las siete de la tarde, pero las prisas no son para las aldeas, aunque eso también irá cambiando con el tiempo», considera este profesional.

«A preparación será cada día máis necesaria»

Eduardo Ramilo, de Tanatorios A Milagrosa

Eduardo Ramilo cree que el futuro del sector pasa por una mayor preparación y formación de los profesionales del sector. Hasta hace poco en la zona rural mandaban los «os funerarios clásicos, de confianza, de sempre», dice Eduardo Ramilo. Esa figura está condenada a desaparecer y será sustituida, como ocurre incluso en ciudades pequeñas, por personas acreditadas, con formación reconocida, que han hecho los cursos necesarios no solo en tanatoestética, sino que tienen conocimientos avanzados sobre conservación, tanatopraxia y demás prácticas especializadas.

También cree que la incineración es el futuro, sobre todo porque los jóvenes ya no están dispuestos a comprar nichos, como hicieron sus padres y sus abuelos. Con el tiempo, el enterramiento terminará siendo cosa de personas adineradas.

«Un horario para a apertura dos tanatorios»

Ramón Bello, de tanatorio Santa Marta

Ya solo pasa en la provincia de A Coruña, por lo que parece claro que el establecimiento de un horario para la apertura de los tanatorios es una de las cuestiones que cambiarán el sector en un futuro inmediato, según explica Ramón Bello. Cada vez es más habitual que los velatorios no se mantengan durante toda la noche. Lo normal ahora es que la familia decida cerrar a media noche o cuando baja el número de asistentes, pero en la comarca los cambios son muy lentos.

Tampoco atendieron ceremonias civiles, todo lo más, entierros sin ningún tipo de honra fúnebre, pero son casos muy especiales. En el futuro inmediato Ramón Bello no vislumbra ningún cambio en este sentido y coincide con sus homólogos en que en la cremación está en futuro, pero que falta mucho para que se generalice.

«Habrá más mejoras en las competencias»

José Antonio, del grupo San Antonio

José Antonio Amarelle y su hijo Iván, que es tanatopráctor, están convencidos de que el negocio incluirá el aumento de competencias para los profesionales titulados. Ahora, en Galicia, La Rioja y Canarias ya no es necesario que un médico forense firme el traslado de un cadáver, lo que hace más sencillos los trámites y los deja al completo en manos de la funeraria que tiene personal acreditado, como es el caso de San Antonio.

También creen que la incineración es el futuro y han comenzado a construir una planta en el polígono de A Laracha. Será una de sus principales inversiones de cara a este año y el próximo, cuando se pondrá en marcha, después de haber construido muchos tanatorios para atender la demanda de la clientela, que ya no se plantea un velatorio en otro lugar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Esto es lo que opinan los empresarios del sector funerario