El fin de las vacaciones de un pediatra alivia las carencias del centro carballés

Las madres mantiene la convocatoria de la protesta prevista para el jueves

.

carballo / la voz

Mañana está previsto que se incorpore a su puesto en el centro de salud de Carballo un pediatra que se encontraba de vacaciones y cuya ausencia hizo saltar por los aires una adecuada atención médica a los menores de 15 años del municipio. Fue el diputado Aurelio Núñez Centeno, portavoz de la comisión de sanidad del Parlamento de Galicia, el que anunció ayer en Radio Voz Bergantiños el regreso del facultativo, que vendrá a aliviar la situación.

En su intervención, el también concejal del PP reconoció que en Carballo hay «un problema» y explicó que fue él el que se puso en contacto con las madres afectadas para conocer la situación. Intentó organizar un encuentro entre las afectadas y el gerente del área sanitaria de A Coruña Luis Verdes Remeseiro, pero por problemas de horario de las madres, según Núñez Centeno, no fue posible mantener la entrevista.

Verde Remeseiro sí se reunirá con el alcalde de Carballo, el jueves a mediodía, justo el mismo día y a la misma hora de la concentración.

Aurelio Núñez reconoció que más de 1.600 cartillas por cada médico es demasiado y explicó que lo ideal es estar entre las 800 y las 1.200. Señaló que con la población infantil de Carballo lo ideal serían cuatro pediatras. La ratio se cumple porque están asignados cuatro a jornada completa y otro compartido con Malpica. Sin embargo, la realidad es que son tres y otro a media jornada porque uno de los que tienen plaza lleva encadenando bajas desde hace años y es muy improbable que regrese a su puesto.

Reconoció Aurelio Núñez que en esas condiciones resulta muy difícil cubrir la baja porque los pediatras no quieren trabajar en una situación tan precaria, ya que prefieren una plaza interina que sustituciones.

Núñez Centeno, que también es médico, señaló que hay «hai un problema estrutural na pediatría». Destacó que España «é un dos seis países do mundo que teñen esta asistencia na atención primaria e non na especializada». Reconoció que en Galicia la dispersión dificulta las cosas y que la escasez en el MIR se debe a que «pasan 5 anos no hospital e se duplicamos o número ningún conseguiría o currículum de excelencia que agora temos».

Aurelio Núñez señaló que el caso estaba en vías de solución, pero no dijo cómo.

En todo caso, las madres continúan su campaña de recogida de firmas y presentación de reclamaciones. Hasta el momento han conseguido un éxito notable, porque la situación de precariedad que tienen los niños que están en el cupo del especialista enfermo es muy alta.

Desde antes del verano no pueden solicitar cita por Internet o por teléfono. Tienen que ir al centro de salud y hacer cola. Además, los niños llevan casi seis años cambiando de pediatra continuamente, lo que es especialmente grave en el caso de los enfermos crónicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El fin de las vacaciones de un pediatra alivia las carencias del centro carballés