Sedes para entidades y alojamientos para jóvenes o familias

Los concellos optan por los fines sociales y culturales para las viviendas que están vacantes


carballo / la voz

Los alcaldes coinciden en que el mayor interés que tienen por las viviendas de los maestros es de ornato y mantenimiento. Al menos en el exterior, las casas se caen a pedazos, aunque no ocurre lo mismo en el interior, donde algunos docentes viven desde hace años, muchos de ellos, más de diez.

En estos casos, los concellos se encontrarán construcciones en buen estado, aprovechables para fines sociales o culturales, que son los aspectos por los que se decantan todos.

En Cabana el alcalde consiguió que Educación desafectara uno de los bloques, por lo que fue necesario trasladar a uno de los residentes al otro. Con un buen presupuesto del GAC se adecuó un albergue que de junio a septiembre está casi siempre lleno y que ahora utilizan con acuerdos puntuales federaciones de deportes minoritarios para hacer campus.

El interés que ha despertado la instalación es alto, por lo que el Concello de Cabana se está planteando contratar la gestión a una empresa privada. En principio, parece que con el albergue se puede ganar dinero. Más difícil lo tienen otros concellos con sus propuestas. El de Carballo está centrado en la cesión de los inmuebles para entidades, como ya ha hecho. El Ayuntamiento tiene una buena situación económica, por lo que puede permitirse el gasto que supondrán las reparaciones para que, por lo menos, el complejo no sea peligroso para los usuarios, debido al mal estado en el que se encuentra.

En Laxe lo tienen bastante más complicado porque la situación en la que están las tres viviendas vacías es malísima. Además, el mantenimiento del entorno supone un gasto importante, puesto que los edificios están construidos sobre la arena de la playa, aunque ya no se producen inundaciones de los bajos como ocurría antiguamente.

En este caso, es muy improbable que se liberen muchos de los pisos, ya que buena parte de los docentes que viven allí tienen la plaza en propiedad.

En Ponteceso, la idea del alcalde es que las cinco viviendas que desde hace años no registran consumos de agua y electricidad, por lo que se supone que están vacías, puedan ser utilizadas por familias con dificultades económicas.

En todos los casos, los gastos serían altos porque son edificios antiguos, mal acondicionados y con un malísimo mantenimiento. En el caso de Laxe, además, son viviendas frías, aunque amplias, de tres dormitorios con sala, cocina y baño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sedes para entidades y alojamientos para jóvenes o familias