Inauguración del singular cementerio de O Allo

La necrópolis, de inspiración rural, fue construida con madera, piedra y teja


Son varios los ejemplos de cementerios singulares que ofrece la Costa da Morte. Uno de ellos es el de la parroquia zasense de O Allo, que fue inaugurado tal día como hoy de hace 11 años.

El camposanto fue levantado siguiendo la inspiración de otra necrópolis rural del municipio lucense de O Incio con el objetivo de lograr una integración armoniosa en el paisaje al estar construido con madera, piedra y teja.

Su inauguración -solo simbólica, puesto que aún faltaban alguna autorización para su entrada en funcionamiento- fue presidida por el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, y congregó a la práctica totalidad de los habitantes del lugar, así como a muchos vecinos de San Cremenzo. Atrás, quedaban diez años de complejos trámites para este proyecto impulsado por el párroco Fidel Fernández Bello y diseñado por Francisco Mato López y Leandro del Río Regos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Inauguración del singular cementerio de O Allo