El campismo en espacios protegidos sigue avanzando sin medios de control

t. longueira, j. v. lado

CARBALLO

Ana Garcia

Los usuarios de Soesto y Traba rechazan restricciones y dicen que cuidan el entorno

26 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El turismo de acampada o de autocaravana no para de aumentar en la Costa da Morte, y aunque se han hecho algunos avances menores en fechas recientes y en los lugares menos controvertidos, su presencia en puntos de máxima protección ambiental sigue sin regular, sin las medidas de control suficientes y sin los servicios mínimos que impidan que un activo económico se convierta en un problema ecológico, de seguridad y de convivencia.

Soesto y Traba son dos de los parajes naturales, y protegidos por Rede Natura y Costas, más utilizados durante todo el año por autocaravanistas y, sobre todo, amantes del surf. En Soesto había ayer más de medio centenar de vehículos estacionados en las inmediaciones del complejo dunar. En Traba no bajaban de la treintena. Son, en su mayoría, turistas que acuden a Laxe a disfrutar de las olas.

Soesto carece de todo tipo de servicios públicos básicos, incluso de socorrismo (también en Traba). En el 2009 se realizó un proyecto de construcción de un área de servicio específica para caravanas y autocaravanas, iniciativa que ha quedado en el cajón del olvido.