La Vendée, una zona con destacada impronta cooperativa: dos casos especiales

La delegación coristanquesa conoció los casos de la Cooperativa des Trois Provinces y de la Cuma de La Romagne


Los alumnos que participan en el viaje de Fonteboa pudieron conocer el caso de la Cooperativa des Trois Provinces y también la Cuma de La Romagne. Así, La Vendée es una zona con una destacada impronta cooperativa. Hay modelos variados, adaptados a las necesidades de los promotores y todos ellos con una finalidad de sostenibilidad económica y de cohesión social. La Cooperativa des Trois Provinces es una entidad que toma el nombre por su situación, en la localidad de Torfou, un lugar de confluencia de los límites de tres provincias en el antiguo mapa de Francia, anterior a la Revolución Francesa. Se constituyó en 1992 para dar una respuesta económica a los suministros de las explotaciones y a la comercialización de los cereales.

Son 210 socios que facturan 4,5 millones de euros y con unos gastos de estructura mínimos, 100.000 euros al año. Esto se consigue por el grado de implicación de los socios en el proyecto, pues son ellos mismos los que asumen las gestiones comerciales. No disponen de inmovilizado alguno en instalaciones (disponen de dos naves alquiladas) y, como personal asalariado, cuentan con una persona que se encarga de tareas administrativas.

Los responsables de la cooperativa explican su política de no inversiones en inmovilizado y en estructura de personal por dos motivos: limitar los costes fijos de la entidad y lograr la implicación de todos los socios en el proyecto. Toda una lección de seriedad, compromiso y transparencia que todos los participantes en el encuentro valoran muy positivamente. Al frente de la cooperativa está Paul Manceau, que es también el alcalde de Tourfou, obligaciones que compatibiliza con el trabajo en la explotación familiar con cinco asociados, con 150 hectáreas, 150 vacas charolesas y unos 3.200 metros cuadrados para la cría de aves.

Cuma La Romagne

Las Cumas, cooperativas de material agrícola, son una modalidad asociativa surgida en Francia a mediados de los años 40 del siglo pasado, sobre un sustrato de cooperación basado en las tradicionales ayudas mutuas entre los agricultores. La Vendée es el primer departamento de Francia en este tipo de sociedades que tanta importancia han tenido en la mecanización de las explotaciones, evitando la hipoteca de las mismas al repartir las inversiones.

La Cuma de La Romagne es un ejemplo de una pequeña sociedad, constituida en 1992 e integrada por 14 explotaciones. El presidente, Boris Drapeau, un joven de 28 años, explica al grupo las claves para el buen funcionamiento de estas sociedades: el rigor en los protocolos establecidos para el funcionamiento y la confianza mutua. Si no se dan ambos, el proyecto está abocado al fracaso, enfatiza el presidente ante las preguntas sobre casuísticas.

En la jornada de ayer, el grupo coristanqués tenía previsto analizar dos proyectos: por la mañana, producción de leche a gran escala (2 millones de producción al año) con altas inversiones en equipamientos (robots de ordeño) y, por la tarde, producción de carne en sistema ecológico y venta directa en la granja. Al igual que lo estudiado hasta el momento, iniciativas que pueden dar pistas para diversificar las producciones y garantizar la competitividad de las explotaciones agrarias de la Costa da Morte, polarizadas en exceso en la producción láctea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Vendée, una zona con destacada impronta cooperativa: dos casos especiales