Salvando vidas: altruismo y reciprocidad

Elsa Gundín LA OPINIÓN DEL EXPERTO

CARBALLO

03 mar 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Aveces cuesta creerlo pero el ser humano es solidario por naturaleza. De hecho, si te paras a pensarlo, seguro que en algún momento de tu vida realizaste un donativo, por pequeño que fuese, a una causa benéfica, ¿verdad?

Una de las mayores muestras de solidaridad en nuestra sociedad son las donaciones de sangre. Esto nos lleva a cuestionar el porqué de un aparente dar sin esperar recibir nada a cambio. No se trata solo de altruismo, de un «dar por dar».

Hay que tener en cuenta las experiencias personales y motivacionales de cada individuo que pueden ir desde satisfacer necesidades morales, religiosas, por peticiones familiares o de amigos o incluso como respuesta a nuestra necesidad de sentirnos miembros de un grupo.