Próxima al medio siglo con el nombre de un olvidado general de aviación

La calle se llama, en realidad, Gran Vía de Eduardo Prado


La calle se llama, en realidad, Gran Vía de Eduardo Prado. Pero las nuevas generaciones, y en general también las demás -por el desuso- han ido olvidando esa acepción para centrarse en sin más en la Gran Vía, que hace honor a sus medidas de 1.150 metros para ser la mayor, y más rectilínea, del casco urbano carballés. Fue inaugurada en 1968 por el propio homenajeado, al lado del alcalde de entonces, Jacinto Amigo Lera. Pero el hecho de inaugurarla como tal no significa que no existiera. De hecho, la Casa Neira o Casa Grande, un comercio de tejidos con moneda propia (la mitad sigue en pie) es de los años 20. Entonces, aquella pequeña vía era la de Alfonso XIII. El comercio se multiplicó sobre todo con el traslado de la feria desde la Praza de Galicia, y la construcción del mercado al lado de donde estaban los pabellones. El nuevo mercado ha supuesto una mejora de servicios y estética, pero justo en el lado de la Gran Vía hay dos locales cerrados.

La construcción de la vía fue progresiva. Muchos aún recuerdan la cantera situada frente a donde ahora está la Guardia Civil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Próxima al medio siglo con el nombre de un olvidado general de aviación