Los emigrantes retornados fían a Europa los cambios en su tributación

Una delegación gallega buscó soluciones esta semana en Bruselas

Los retornados llevan sus protestas a Bruselas Llevan más de dos años luchando contra los requerimientos de Hacienda

Carballo / La Voz

Los emigrantes retornados de toda Galicia (unos 250.000 afectados), buena parte de ellos de la Costa da Morte, llevan más de dos años luchando contra los requerimientos de Hacienda. Ya lograron algunos objetivos, como la devolución (a instancia) de multas, intereses y recargos. Pero les queda mucho más. Y probablemente su única vía sea la UE, a través del Europarlamento, primero, y la Comisión, después. Queda otra: que un hipotético nuevo Gobierno de España, o el mismo, decida tomar nuevas medidas, pero para eso habrá que esperar.

Y la maquinaria europea ya está en marcha hace tiempo, a través de una denuncia ante la Comisión de Peticiones que la coordinadora gallega de plataformas, que agrupa a veinte entidades, presentó el año pasado. Pasó el primer filtro (no es fácil) y le queda otro para que los eurodiputados debatan sus reclamaciones. Por eso, invitados por la exeurodiputada del BNG Ana Miranda (volverá a serlo en el 2018), que trabaja en el Europarlamento, ocho representantes de otras tantas entidades (la de la Costa da Morte no fue invitada), además del xalleiro-bergantiñán José Abelenda, responsable de Migraciones en el sindicato suizo Unia, y el cormelán Alfonso Gómez Cruz, presidente de Los Verdes en Ginebra, se desplazaron dos días a Bruselas con una apretadísima agenda para aprender y presionar.

Aprender cómo está el proceso, qué se debe hacer con la documentación que falta, cómo realizar la defensa cuándo los llamen (tal vez en un plazo no superior a los dos o tres meses) y cuáles son, en definitiva, los pasos correctos. Llegan centenares o miles de peticiones, pero pasan pocas. Y las que pasan, no garantizan nada, pero pueden ayudar a que la Comisión inste a un Gobierno a que cambie cosas.

La presión, en el buen sentido, recabando apoyos de eurodiputados. Se entrevistaron con tres, entre ellos, el catalán Ernest Maragall. Pero también técnicos y conocedores de la complejísima fontanería de la UE. Y siempre con Miranda de cicerone, algo indispensable en un lugar donde las puertas y pasillos dejan en un juego de niños las novelas de castillos medievales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los emigrantes retornados fían a Europa los cambios en su tributación