La solidaridad acerca la Costa da Morte a África

Cerca de 300 personas participaron en la séptima Fiesta de A Picota

Los asistentes al encuentro saborearon una exótica comida de origen africano.
Los asistentes al encuentro saborearon una exótica comida de origen africano.

Mazaricos / La Voz

Muchas veces ser solidario no solo no requiere de ningún esfuerzo importante, sino que incluso acostumbra a resultar divertido. Se puede disfrutar de una exótica comida, de una agradable música étnica o de hacer compras en un vistoso mercadillo africano y, a la vez, colaborar con quienes lo necesitan mucho más que nosotros.

Lo hicieron ayer en A Picota las cerca de 300 personas que, convocadas por la Asociación de Cooperación Exterior Egueire, participaron en la séptima Fiesta Africana, un encuentro solidario que sirve para acercar la cultura de ese continente a la comarca y para recaudar fondos para proyectos humanitarios en Costa de Marfil.

Iniciativas que persiguen objetivos tan nobles como dar formación a los jóvenes, empleo a las mujeres o mejores condiciones sanitarias a los recién nacidos. Esa es la línea de trabajo que sigue la asociación Egueire, capitaneada por Desiré Kouakou, cura hasta hace menos de un año de varias iglesias de Mazaricos y ahora destinado en Cee (en las parroquias de Santa Baia de Brens, Santiago de Ameixenda y San Pedro de Buxantes).

Con su imborrable sonrisa, Desiré ejerció de maestro de ceremonias y coordinador de una veintena de colaboradores, entre los que tampoco faltó el cura de Mazaricos Xosé Manuel Pensado. Entre todos hicieron que los asistentes se sintiesen cómodos y felices y, de forma indirecta, que muchas personas en Costa de Marfil también lo sean un poco más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La solidaridad acerca la Costa da Morte a África