Una de vampiros en la Costa da Morte

La actriz Sara Casasnovas inicia un nuevo proyecto cinematográfico en la comarca


carballo / la voz

La Costa da Morte no deja de ganar adeptos entre los profesionales del mundo del cine. Lois Patiño la ha paseado por todo el mundo con su premiado documental y Pedro Almodóvar se dejó ver no hace mucho por estos lares disfrutando de su gastronomía y buscando localizaciones para futuros rodajes. Pero, a la espera de que el director de filmes tan exitosos como Todo sobre mi madre regrese con todo el despliegue de la gran industria, las cámaras ya se dejaron ver ayer por la comarca gracias a un proyecto mucho más modesto, pero en el que también aparecen algunas caras muy conocidas. La chica del maletero es el título del cortometraje que tomó el recinto de la iglesia de Moraime, de Muxía, y a cuyo frente se encuentra la actriz Sara Casasnovas, muy vinculada a esta comarca puesto que pasó buena parte de su adolescencia en Corcubión.

Casasnovas, que ha participado recientemente en la exitosa serie de televisión Serramoura, se desdobla en este proyecto para asumir no solo el papel protagonista, sino también la dirección e incluso la adaptación del relato de Antonio Rojano en el que está inspirado el corto. Cuatro épocas históricas diferentes (1650 , 1950, 1970 y el futuro) desfilarán por la pantalla para relatar una historia de amor inmortal coprotagonizada por Iván Marcos. «Es que se trata de una historia de vampiros», reveló ayer Marta Rodríguez, responsable de la producción para explicar ese salto temporal. Rodríguez contó también que la belleza de sus paisajes y el carácter simbólico de la comarca fueron dos de los motivos que impulsaron al equipo a elegirla como plató.

El rodaje continuará hoy en Muxía, pero sustituyendo Moraime por la playa de Os Muíños y los secaderos de congrio, y se trasladará mañana hasta Camariñas, para aprovechar los paisajes del Cabo Vilán.

La huella de la comarca se dejará ver también en el vestuario, puesto que para los trajes de época el equipo dispone de la colaboración de los responsables de la Mostra do Encaixe, que les han facilitado algunas prendas elaboradas con la famosa artesanía camariñana. De los vehículos, dos Cadillac de los años 50 y 60, se ha ocupado el Automóvil Club de Galicia.

Además, entre los participantes en el rodaje se encuentra la ceense Ana Oca Vázquez, que tras dejar un gran sabor de boca en la segunda edición del concurso Master Chef Júnior hace aquí sus pinitos en el mundo de la interpretación. Si en la tele compartió plató con reputados cocineros, ahora podrá recibir consejos de una actriz ya sobradamente experimentada como Casasnovas.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Una de vampiros en la Costa da Morte