Las lonjas financian servicios de gestoría casi gratuitos


Las cofradías de la Costa da Morte tienen un millar de socios y unos cuarenta empleados. La facturación de este año ronda los 10 millones de euros, una cantidad que está muy por debajo de los 15 que hubo en el 2011, el último año de vacas gordas, según los cálculos de la mayor parte de los patrones mayores.

¿Cómo se financian? Las cofradías tienen varias vías de financiación, pero la principal son las ventas en las lonjas. Los temporales y la reducción de los cupos supone una notable merma de los ingresos. Los armadores y mariscadores deben poner entre el 3 % y el 6 % de lo que ingresan. En Malpica quieren conseguir además del 1 % de lo que sus pescadores o percebeiros venden en otras rulas. Otras aportaciones son las cuotas de los socios. Marineros y armadores suelen pagar al año y los mariscadores, al mes, para sufragar parte de la vigilancia. Ponen entre los 15,50 euros de Laxe y los 50 de la agrupación del Anllóns. En la mayor parte de los casos los miembros pagan por varios conceptos. La Administración también pone gran cantidad de dinero, sobre todo para personal. Paga por los vigilantes y biólogos y también por algunos funcionarios.

¿Cuáles son los gastos? El principal es el personal. Hay unos cuarenta empleados en toda la zona y aunque los vigilantes están subvencionados es necesario financiar gasolina y seguros. Asimismo hay que pagar a Portos de Galicia por la utilización del espacio portuario. Las tarifas han bajado, pero a más instalaciones más gasto.

¿Qué ofrecen? Casi todas actúan como gestorías casi gratuitas para sus socios. Hacen desde la declaración de la renta hasta el rol. Además realizan trámites de la Xunta, como la concesión de permisos de explotación. Ofrecen hielo e instalaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las lonjas financian servicios de gestoría casi gratuitos