Las playas de Carballo, primeras de la comarca con certificados de calidad

P. B. M.

CARBALLO

Souto Facal recordó la necesidad de extremar precauciones en días de alerta; en la imagen, Razo, ayer.
Souto Facal recordó la necesidad de extremar precauciones en días de alerta; en la imagen, Razo, ayer. casal

Han obtenido la ISO 14001:2004 y el Esquema Europeo de Ecoxestión e Auditoría

15 nov 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

Las playas de Carballo -Razo, Baldaio-Saíñas y Pedra do Sal- han obtenido dos certificaciones internacionales que avalan su calidad medioambiental y de gestión de servicios. Son la ISO: 14001:2004 y el Esquema Europeo de Ecoxestión e Ecoauditoría (EMAS), uno de los más exigentes de Europa, según explicó el edil de Medio Ambiente, Marcos Trigo. Carballo es el único concello de la Costa da Morte que dispone de estos certificados para sus arenales, toda vez que la Q de calidad de la de Laxe es más específica de cuestiones turísticas.

Mientras, estos distintivos concedidos a las playas carballesas son más amplios: el proceso para obtenerlos comenzó en enero y, según apuntó el responsable de Protección Civil, Javier Souto, acarreó muchas auditorías y controles de buenas prácticas que incluyen desde análisis relativos a la limpieza de arenales y de sus aguas hasta el servicio de socorrismo o la gestión de la empresa de recogida de basura e incluso el funcionamiento de las áreas de Medio Ambiente e Praias del Concello. Así pues, lo que avalan estos dos certificados es que se cumplen unas determinadas políticas de sostenibilidad y de protección medioambiental.

Trigo definió los reconocimientos como «un paso máis aló» en el camino de la «transparencia de comunicación» y «proceso de mellora continua». Obliga, dijo, a seguir trabajando y a continuar en la senda emprendida con la creación de una ordenanza municipal específica para arenales y con las banderas azules. «Temos un compromiso coa xente que visita as nosas praias. Queremos que teña todos os medios, información e facilidades para o seu goce», manifestó. Los reconocimientos, valoró, colocan a los arenales de Carballo a la altura de playas conocidas de «Euskadi ou doutras do norte da Península». El alcalde, Evencio Ferrero, deseó que se sigan acumulando certificados, porque «son un paso máis e demostran a calidade das augas e areais». «Que a xente saiba que Carballo ten mar», bromeó.

Balance de salvamento

Ayer, además de darse a conocer los distintivos, también se hizo balance de la temporada de playas de este verano, que finalizó el 10 de septiembre. Souto Facal presentó la memoria de la unidad de salvamento acuático y destacó que la actividad vino marcada por las malas condiciones meteorológicas. De 92 días, solo ocho hubo «ceos despexados e sen vento». En los puestos de auxilio, 5 en total (tres en Razo, uno en Baldaio-Saíñas y uno en Pedra do Sal), bajaron un 40 % las atenciones de botiquín con respecto al 2013: hubo 353 (238 en Razo y 115 en Baldaio-Saíñas y Pedra do Sal), mientras que en el 2013 habían sido 359 solo en Razo. «O mellor salvamento é o que non sei fai, e o noso traballo tamén é a prevención e os avisos, con moita presenza no areal», apuntó Souto. Así, la media de salvamentos se viene manteniendo estable en los últimos 14 años, con uno o dos por temporada: este año hubo uno en Razo el 23 de agosto y otro el 1 de septiembre en Baldaio-Saíñas. El lunes 11 de agosto se atendió una fractura y el 17 se salvó a una persona gracias a que en todos los puestos existe equipo de desfibrilación.

Souto Facal, que aprovechó para aludir a la buena calidad y los resultados excelentes de las ocho zonas de Baño que hay en las playas carballesas -únicamente la de la explanada de Razo tuvo que cerrarse en dos ocasiones por malos resultados microbiológicos-, dio las gracias también a Protección Civil por su trabajo. Ferrero, por su parte, recordó tiempos pasados de incidentes mortales -dijo haber presenciado varios- y precisamente por haber mudado esa situación felicitó al equipo de socorrismo, integrado este año por 32 personas. Recordó que Carballo es uno de los concellos donde la puesta en marcha del servicio es más temprana (el 10 de junio) y expuso que se luchó por él porque es «prioritario» y, por tanto, «non debe recortarse nin tampouco desaparecer pola crise».

Precaución en tiempo de alerta

Souto, finalmente, alertó que las zonas de baño están cerradas ahora y que, en tiempo de alerta, no se debería practicar ninguna actividad en el mar, extremando precauciones al ser aguas peligrosas, con corrientes y oleaje.