El club de las mujeres supercentenarias en la zona va a más

Josefa Dolores Tasende, rodeada de su familia, ayer en Buño.
Josefa Dolores Tasende, rodeada de su familia, ayer en Buño.

Lo hemos dicho muchas veces en esta página, pero lo mejor es que lo podemos mantener en el tiempo: tenemos las mejores cifras de longevidad de Galicia. Es cierto que de vez en cuando coinciden dos o tres personas en una determinada área de más de 105 años, pero no hay relevo. Coincide, y se acabó. Y eso es algo que vamos viendo con el paso del tiempo. Habitualmente, la Costa da Morte siempre tiene a alguien en el grupo de cabeza. ya no solo porque desde hace dos años la mayor de Galicia es de aquí (Avelina Mouzo Leis, de A Ponte do Porto, 109 años), sino porque también hay otras en los puestos altos. Hace poco más de un año, cinco de los diez primeros. Como lo leen. A esas alturas de la vida, como es evidente, los cambios son frecuentes, y ahora mismo solo está Avelina (liderando, eso sí). Pero por detrás pegan fuerte, como es habitual. Citemos solo dos ejemplos que además son noticia este mes. Uno, a finales, cuando Balbina Blanco, una vecina de Zas, ingresará en el club de los supercentenarios, los que tienen 105 o más. Y otro, Josefa Dolores Tasende Ferreiro. Cumplió ayer 104 (ya le queda menos para ese título honorífico) y su familia lo celebró con ella en el restaurante Canta la Rana de Buño. Más de 30 personas, incluidos sus tres hijos (tuvo cuatro, uno falleció), 12 nietos, bisnietos y más familiares. Josefa es de Oza, pero reside en Sísamo. En ambos casos, en Carballo, y no lejos. Pese a la avanzada edad, está «bastante ben», contaba ayer su hija Mari Carmen. Bien de memoria, conversación y entendimiento. Incluso juega a las cartas. La movilidad es otra cosa, porque se desplaza en silla de ruedas. Lleva más más de seis decenios viuda, que se dice pronto. Y ya le queda menos para los 105.

Votación
1 votos

El club de las mujeres supercentenarias en la zona va a más