El abogado del comercial de Laxe admite «irregularidades contables»

La Voz

CARBALLO

J. M. CASAL

El exagente declarará la semana que viene tras negarse a hacerlo ayer

16 jul 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

El que fuera agente adscrito al Banco Santander en Laxe, José Fermín Simal Ramos, y su socia y cuñada, María Dolores Varela Barizo, acudieron ayer a los juzgados de Carballo a declarar en calidad de imputados por el desvío de fondos en la cuenta de ahorro de una afectada laxense, quien interpuso una denuncia el pasado 3 de junio a través de su letrado Gautier de la Serna. José Fermín Simal y María Dolores Varela llegaron por separado a los juzgados. Él lo hizo a primera hora de la mañana y ella, al mediodía. El exagente del Banco Santander en Laxe se acogió a su derecho a no declarar y solicitó a la jueza permiso para poder testificar la semana que viene para aportar documentación a este caso, algo a lo que la magistrada accedió.

Quién sí habló fue su letrado, Celestino de Francisco Rivera. Declaró que «el [en alusión a su cliente] vai recoñecer unha serie feitos, que non son os que se lle imputan. El sabe o que se lle imputa por esta denuncia concreta. Polo demais descoñece calquera outro tipo de denuncia ou que se lle puidera haber presentado. De feito, el está colaborando co Banco Santander, e hai vontade de dar satisfacción a todo o mundo e que non haxa prexudicados». Y añadió: «Actuou de forma irregular contablemente. ¿Que iso creou unha nebulosa? Pois probablemente».

No se llevó dinero

El abogado de Simal Ramos reconoce que su cliente cometió irregularidades a la hora de llevar la gestión del negocio: «En principio, pode haber irregularidades cometidas por parte do meu cliente. Efectivamente é así. Irregularidades na forma de levar a axencia. Agora ben, e que quede claro, e si o podo dicir, o meu cliente en absoluto se lucrou persoalmente con isto e non se levou un duro dos clientes do banco».

El letrado también culpó al Banco Santander de este desvío de fondos: «O banco ten os mecanismos internos de control, que non exerceu no seu momento, e agora necesita contrastar unha serie de datos e de feitos e cotexar unha serie de documentos».

Quien sí declaro ante la jueza fue María Dolores Varela Barizo. Explicó que tanto ella como José Fermín Simal eran socios solidarios en Barizo Asesores, S.L., aunque recalcó que ella nunca tuvo nada que ver en la gestión de la agencia del Banco Santander. Varela Barizo sí reconoció que fue comercial hasta el 2005, fecha en la que nació Barizo Asesores, S.L. y que su cuñado entró a trabajar con ella cuando acabó su carrera en Santiago. La imputada incluso detalló a la jueza que pese a que la agencia y la asesoría estaban en el mismo local, tenían equipos informáticos diferentes, con claves de acceso distintas. Preguntado por el abogado de la querellante, Dolores Varela, dijo haber visto a Simal utilizar la máquina de escribir de Barizo Asesores para hacer anotaciones en las libretas, aunque no le dio importancia.

La cuñada de Simal Ramos relató que se había enterado de este caso por boca de Fermín Simal y que nunca observó un comportamiento de ostentación por parte del exagente. Para el abogado de la imputada, José Pedro Moreno, «mi clienta tuvo la oportunidad de defenderse y ha puesto clarísimo que ella no tiene nada que ver con este tema y que es incluso una posible perjudicada».

Para el abogado de la querellante, Gautier de la Serna, «lo que intentó la imputada fue no declarar contra sí misma y eludir toda la responsabilidad. Declaró que no tenía ningún tipo de conocimiento de banca, pero al mismo tiempo sí reconoció que ella fue agente de manera individual con anterioridad a que lo fuese a través de Barizo Asesores, S.L.».