El turismo inteligente en la Costa da Morte

Los agricultores franceses, ayer en Valenza.
Los agricultores franceses, ayer en Valenza.

carballo / la voz

El concepto «Turismo inteligente» no es un término acuñado por una entidad de la comarca. Lo pusieron un grupo de 28 agricultores franceses que estos días se empapan (y nunca mejor dicho con lo que llueve) de la cultura, gastronomía y patrimonio de la Costa da Morte. Esta expedición ha sido organizada por la cooperativa, Trois Provinces, del departamento de La Vendée, en la región francesa del Pays de La Loire. Al frente, el alcalde de la localidad de Torfou (2.500 habitantes), Paul Manceau, y Louis Marie Rauturier, técnico agrario y jubilado, pero muy vinculado al sector agrario a esta zona del noroeste de Francia. Actúan como cicerones de la visita la dirección del EFA Fonteboa, encabeza por su director, Luis García, acompañado por José Gil, Constante Lorenzo, Amancio Lavandeira, Manuel Romero y Gumersindo Capelo.

Este plan de turismo inteligente arrancó con una visita al refugio de Verdes, para continuar por Santiago, Dolmen de Dombate, Castro de Borneiro, Castelo de Vimianzo, Monte Faro, Camariñas, Fisterra Fundación Eduardo Pondal, Malpica... Todo eso en tres días de estancia. Para hoy quedarán Caión Fundación As Salgueiras y su centro ecuestre (As Salgueiras), quedando para la última jornada la visita a Buño, su Ecomuseo y una tienda de alfarería.

Estas visitas socioculturales se entremezclan con otras más profesionales. Esta expedición visitó varias explotaciones agroganaderas de la comarca. Estos agricultores franceses quisieron conocer in situ la forma de trabajar en fincas de Langueirón, propiedad de Xusto Sánchez y Os Chaos (Moraime-Muxía), de Alberto Lorenzo; sendas explotaciones hortícolas en Valenza, Coristanco, propiedad de Dolores Rodríguez y José Antonio Pose, para concluir este periplo profesional con una visita a las instalaciones de Feiraco en Negreira.

Como apuntó el alcalde de Torfou, Paul Manceau, en el programa Voces do Agro, de Radio Voz: «Queremos conocer esta región de forma profunda, conocer su forma de vida y entendiendo las circunstancias que las mueven. No es juzgar, sino comprender porque las cosas son como son y se hacen cómo se hacen».

Por su parte, el técnico agrícola vinculado a la cooperativa, Louis Marie Rauturier, comentó: «Conocemos las producciones y vemos diferentes realidades. Estas visitas nos sirven para ver cómo debemos mejorar. Vivimos en un mundo que evoluciona muy rápido y tenemos que adaptarnos a estos cambios lo antes posible», dijo en Voces do Agro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El turismo inteligente en la Costa da Morte