Un pájaro de cuenta en Fisterra

El «Golden Fleece» se hundió tras amerizar con un millón de libras en oro

El Golden Hind, tras la guerra.
El Golden Hind, tras la guerra.

Cuando hablamos de tesoros en el mar, la imagen recurrente nos hace imaginar un barco -preferiblemente un galeón español- cargado de oro (aunque la carga de los buques españoles era principalmente plata). Pero en el caso que traemos hoy a esta serie al parecer no estaríamos hablando de un buque del tesoro español, sino de un avión británico, con un cargamento de un millón de libras esterlinas -de las de 1943- en oro para el museo del Cairo.

Según algunos autores, el hidroavión Short S 26, Golden Fleece, de las Reales Fuerzas Aéreas Australianas, se hundió a 100 millas de Fisterra con un envío de oro para el banco de El Cairo, en Egipto, en el marco temporal de la II Guerra Mundial. El avión había partido de la base de la RAF sita en Mountbatten, Cornualles, el 19 de junio de 1941. Volaba con su tripulación al completo, además de un grupo de pasajeros con destino a Gibraltar. Tres horas habían transcurrido tras alzar el vuelo cuando el piloto reportó por radio la avería de un motor, comunicando que regresaban a la base. Un posterior mensaje informó de que cambiaban el destino hacia Lisboa al detectarse un nuevo fallo en uno de los tres motores que continuaban funcionando.

Nada más volvió a saberse del aeroplano. Se trataba de un hidroavión diseñado para efectuar largos trayectos entre las posesiones británicas repartidas por el planeta. Tenía autonomía suficiente para cruzar el Atlántico sin escalas, y en su configuración máxima podía transportar 150 pasajeros en un vuelo de corto radio de acción. Formaba parte de una corta serie, denominada S26, de tres aparatos construidos para la compañía británica Imperial Airways, fabricados por la casa Short Brothers en Rochester. Bautizado en un principio como Grenadier, se le cambió el nombre por el de Golden Fleece, aunque al parecer nunca lo llegó a lucir en su costado, sino que inmediatamente recibió su matrícula militar.

Efectuó su primer vuelo el 24 de febrero de 1940. Los tres aparatos gemelos fueron movilizados al estallar la Guerra, cambiando su épico nombre de Golden Fleece (Vellocino de Oro) por el más anodino numeral militar X8274. Asimismo fue dotado de armamento ofensivo (bombas) y ametralladoras defensivas ubicadas en tres torretas dorsales, además de un radar de superficie y blindaje en los tanques de combustible y estaciones del personal. Sirvió en el Escuadrón Nº 10 de la RAAF (Royal Australian Air Force), empleado en el transporte de suministros entre la metrópoli, Gibraltar y el Medio Oriente.

Tras su último contacto por radio, al fallar el segundo de sus cuatro motores, el piloto se vio obligado a amerizar con muy mal estado del mar frente a las costas gallegas, en una posición estimada a 100 millas al noroeste del cabo Fisterra. Si un amerizaje es rutina para un hidroavión, existen límites en los cuales esta maniobra pasa de factible a suicida. En una de estas últimas situaciones el Golden Fleece se clavó en una ola aquella madrugada y se hundió.

Nueve miembros de la tripulación y un pasajero fallecieron, quedando el comandante S. G. Long y cuatro compañeros abandonados en una balsa, a su suerte, como únicos supervivientes de un total de 15 hombres que volaban a bordo del avión desaparecido.

Cuatro días debieron pasar abandonados en el Atlántico. Desde Gran Bretaña partieron en su busca sus compañeros de escuadrón a bordo de hidroaviones tipo Short Sunderland escuadrón, aunque nada consiguieron hallar.

El teniente de la Luftwaffe Willi Gaul, durante un vuelo rutinario, al mando de su hidroavión He 115, localizó la balsa con los aeronautas caídos, a los cuales recogió y trasladó a su base, desde donde acabarían internados en un campo de prisioneros por el resto de la guerra.

Hoy el Golden Fleece reposa bajo las aguas con, según algunos autores, una fortuna en oro inglés en su interior, frente a las costas gallegas.

De los otros dos compañeros de serie de nuestro hidroavión solo uno vería el fin de la guerra. El Golden Horn, primero de la serie, se estrelló en el río Tajo, frente a Lisboa, el 9 de enero de 1943, con la pérdida de 13 vidas. Otros autores achacan la pérdida del aeroplano a un incendio. El único superviviente sería el Golden Hind, retirado del servicio con la BOAC (heredera de la Imperial Airways) en 1947, y desguazado en 1954, aunque no volvió a volar desde su retirada.

naufragios en la costa da morte

El avión británico había partido de Cornualles

Volaba con su tripulación al completo y un grupo de pasajeros

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Un pájaro de cuenta en Fisterra