Una caña perfecta desde Montemaior


carballo / la voz

Un larachés es desde ayer el segundo Mejor Tirador de Cerveza de España. Sebastián Greenhalgh Suárez, de 22 años, quedó segundo en el campeonato organizado por Cerveza Estrella Galicia en el Salón de Gourmets que se celebra en Madrid. El joven Sebastián es de la parroquia de Montemaior, del lugar de Adrán, y ya fue segundo en el concurso de la especialidad que se celebró en el Fórum Gastronómico de A Coruña. A pesar de que se clasificó por delante de otros 27 tiradores de cerveza de toda España, Sebastián Greenhalgh no estaba ayer en absoluto satisfecho. El título se lo llevó Daniel Giganto, del restaurante Amancio, de León, por cuestión de tiempo. No del que lleva sirviendo cervezas sino del que se pasó Sebastián en la prueba. El joven, que estudia hostelería en la coruñesa Escuela de Hostelería Paseo de los Puentes, se relajó tanto que se pasó de los 80 segundos que tenía para tirar y servir dos cañas y una 1906 en copa. Solo por eso le adelantó el leonés, según reconocieron los propios miembros del jurado.

Sebastián Greenhalgh trabaja en el sector hostelero, que le viene de familia, desde hace cuatro años y este curso comenzó a formarse, con notable éxito, por lo que se ve. Para él y para Estrella Galicia la caña perfecta empieza «en el moja vasos, para crear una película de agua para que la cerveza se deslice bien y quede eliminado todo el polvo y la grasa. Luego hay que abrir grifo y que el primer chorro vaya a la bandeja para que no se forme espuma densa. Con el vaso inclinado 45 grados se llenan las tres cuartas partes y se corta el grifo de golpe. Es una tirada en dos tiempos. Después se abre para que caiga un hilo de crema. Si hay espuma gorda se puede ladear y dejarla caer. La textura tiene que ser como de nada, porque la nebulosa que hay debajo actúa concentrando todo el aroma y lo distribuye». Habrá que ver lo que hace este joven larachés cuando acabe sus estudios. No sabe lo que hará, pero tiene claro que no quiere ser «un carreta platos». Camino lleva de no serlo.

La Costa da Morte también estuvo ayer presente de la mano de la Consellería de Medio Rural e do Mar, que presentaron las bondades del proyecto PescadeRías, que garantiza la frescura y la trazabilidad de los pescados y mariscos que se comercializan en las lonjas de la zona. Se encargaron de ello el subdirector xeral de Mercados da Pesca, Antonio Rodríguez, y la jefa del Servizo de Calidade Agroalimentaria, María José González. Para acompañar hubo Pataca de Galicia, donde Bergantiños tiene mucho que decir, ya que de aquí salen los tubérculos más deliciosos y demandados, que hacen buenas migas con pescados estupendos. Y una cañita, por favor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Una caña perfecta desde Montemaior